Consejos básicos para una buena postura en silla de ruedas

Publicado: | Por Sunrise Medical
Consejos básicos para una buena postura en silla de ruedas

Mantener una buena postura en la silla de ruedas nos ayuda a realizar nuestras tareas y actividades de forma más eficaz. La postura correcta es diferente según cada persona y sus circunstancias, pero siempre es clave para mantener la salud y sacar el máximo partido a la silla de ruedas.

La importancia de la postura en la silla de ruedas

Adquirir una buena postura en la silla de ruedas aporta comodidad a los usuarios, les ayuda a reducir presión en nalgas, muslos y zonas cervical y lumbar, y les permite optimizar el esfuerzo consiguiendo la máxima funcionalidad de la silla invirtiendo menos cantidad de energía.

Por otra parte, una buena postura es clave para propulsarse correctamente y evitar presiones por repetición en los tendones del hombro.

El objetivo es llegar correctamente a los aros de empuje y realizar el movimiento completo del brazo iniciando la propulsión de la rueda desde atrás y haciendo todo el recorrido. Si el usuario se desliza en el asiento, los aros quedarán demasiado altos e iniciar la propulsión desde atrás le resultará muy incómodo y, por tanto, ésta será más corta y menos eficiente.

Aspectos básicos a tener en cuenta

A la hora de estudiar la funcionalidad de una silla de ruedas hay que tener en cuenta factores biomecánicos como la altura y posición de las ruedas, su tamaño, la distancia entre ejes o la angulación de las mismas. También será importante tener en cuenta:

  • Altura del asiento
  • Reposapiés
  • Altura del respaldo
  • Reposabrazos

Todos estos elementos son personalizables, y se configuran y ajustan para conseguir la postura correcta y cómoda para cada usuario.

1. Asiento

Es la parte de la silla que está en contacto permanente con el usuario, y por lo tanto es fundamental para conseguir la estabilidad necesaria para la óptima propulsión y función. También para distribuir el peso evitando las escaras.

Lo ideal es que el peso se distribuya en la mayor superficie posible. Por eso es interesante que el asiento no sea ni ancho (el usuario puede adoptar posturas no simétricas) ni estrecho (el usuario sentirá presión y puede sufrir escaras). El asiento de la silla de ruedas tampoco debe quedar corto (se acumulará presión en las nalgas) ni largo (la zona de detrás de la rodilla tendrá exceso de tensión y el usuario intentará deslizarse hacia adelante para evitarla).

Según los expertos, la longitud óptima del asiento es la que, estando el usuario sentado erguido, deja dos dedos entre el asiento y zona interna de las rodillas (hueco poplíteo).

Respecto a la forma y ángulo del asiento éste debe ser con base firme y no hundirse. En la mayoría de los casos se aconseja utilizar un cojín anatómico más bajo por detrás para acomodar la forma de las nalgas repartiendo la presión.

New Call-to-action

2. Reposapiés

El soporte para los pies o reposapiés debe proporcionar un ángulo adecuado en rodillas y tobillos. Desde un punto de vista ergonómico, que esté a 90º sería óptimo. Pero en la práctica dependerá de muchos factores, ya que, por ejemplo, esto puede impedir el libre giro de las ruedas delanteras o acciones como subir un bordillo, así que puede ser ligeramente inferior en usuarios muy activos o en sillas de ruedas deportivas. También se puede dar el caso de que el usuario no pueda mantener las rodillas a 90º.

De igual manera, la altura del reposapiés también influirá, ya que, si el soporte está demasiado bajo, el usuario perderá la posición en las caderas, y si está demasiado alto acumulará demasiada presión en las nalgas.

toma de medidas postura en silla de ruedas

3. Altura del respaldo

La importancia del respaldo radica en su capacidad para estabilizar el tronco. Depende de la patología y/o lesión de cada usuario y es fundamental para la comodidad y función de extremidades superiores.

4. Reposabrazos

Su misión es que brazos y músculos del cuello descansen. Se aconseja que los codos queden apoyados a 90º, ya que si están más altos la zona cervical y los hombros pueden resentirse, y si son más bajos el usuario se dejará caer hacia un lado. Depende del tipo de usuario y estilo de vida, los apoyabrazos pueden sustituirse por protectores laterales, que no dan soporte, pero evitan salpicaduras y suciedad al propulsarse.

neon 2

Toma de medidas para configurar, diseñar y comprar una silla de ruedas

La silla de ruedas forma parte del usuario y una toma de medidas correcta determinará el grado de independencia que va a tener. Es por eso que es necesario que el técnico ortopédico considere las necesidades individuales de cada caso, aunque no está de más conocer algunos aspectos básicos.

  • Las medidas deben tomarse en una superficie dura y con un almohadillado máximo de 2-3 centímetros.
  • El usuario debe intentar mantener la postura correcta que va a adoptar en silla de ruedas. Pelvis, rodilla, tobillos y codos deben estar rectos, idealmente en un ángulo cercano a 90º.
  • Es importante prever cuestiones como la ropa que se lleva en ese momento y la que llevará habitualmente, de cara a determinar la anchura del asiento.
  • La toma de medidas del muslo deberá hacerse tanto en el lado derecho como en el izquierdo para evitar discrepancias. Ocurre lo mismo con la medida de las pantorrillas.
  • Una correcta toma de medidas es fundamental para que la persona se encuentre cómoda y pueda sacar el máximo partido a su silla de ruedas.

En Sunrise Medical somos conscientes de la importancia de una buena toma de medidas realizada por un profesional. Por eso, es necesario que acudas a tu ortopedia para que un técnico cualificado pueda realizarte una exploración y valoración física que ayude a configurar la silla de ruedas perfecta para ti.

Puedes echar un vistazo también a nuestra gama de sillas de ruedas manuales y sillas de ruedas eléctricas para poder elegir la que mejor se adapte a ti y a tus necesidades. 

Nuestras marcas