Esgrima en silla de ruedas: modalidades y normativa

Publicado: | Por Sunrise Medical
Esgrima en silla de ruedas: modalidades y normativa

La historia de la esgrima en silla de ruedas comenzó en la década de los cincuenta en el Hospital Stoke Mandeville, en Inglaterra, donde se recuperaban y rehabilitaban los soldados heridos en la II Guerra Mundial.

Tras su debut en los Juegos de Roma en 1960, se convirtió en un deporte adaptado muy popular y completo que, además de fuerza física, exigía precisión, técnica y estilo.

Esgrima en silla de ruedas: Un poco de historia

La lucha con espadas lleva practicándose miles de años pero la esgrima deportiva, que es la que conocemos hoy en día, nació en el siglo XIX definida como el arte de la defensa y el ataque con una espada. Se introdujo como categoría deportiva en los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna ya que el barón Pierre de Coubertin, su impulsor, era un apasionado de este deporte. La modalidad femenina se incorporó en el año 1924.

La esgrima en silla de ruedas intenta mantener intacto el espíritu de su homónimo no adaptado. El hecho de ser un deporte clásico hizo que pronto surgiera interés en él y que fuera uno de los primeros deportes paralímpicos.

En Seúl 1988, y para mejorar la participación equitativa de deportistas con diferentes discapacidades, se creó un nuevo sistema de puntuación y una nueva clasificación que ha permanecido intacta hasta la actualidad. Gracias a ellas la FIE (Federación Internacional de Esgrima) comenzó a realizar exámenes especialmente diseñados para árbitros de esgrima en silla de ruedas, lo que favoreció su práctica y la aparición de campeonatos nacionales e internacionales. 

Vida activa en silla de ruedas

Normativa básica de la esgrima en silla de ruedas

  • En la esgrima adaptada, los jugadores compiten con la silla de ruedas anclada al suelo, algo que no resta intensidad ni interés a la competición. De hecho aporta a los jugadores mayor capacidad y estabilidad en el tronco y en la parte superior del cuerpo y les permite adquirir un altísimo nivel de técnica en mano, movilidad y reflejos.
  • La longitud del área de juego se establece al principio del duelo (para poder anclar la silla de ruedas) y la decide el deportista que tiene una menor distancia al extender el brazo, pudiendo elegir él mismo estratégicamente si la separación entre ambos será la de su alcance o la de su oponente.
  • Al igual que ocurre en la esgrima convencional, en la esgrima en silla de ruedas los deportistas están conectados a una caja de señales electrónicas que registra los toques de alcance del arma.
  • Todos los jugadores deben ir perfectamente equipados con las protecciones oportunas en cara, torso, piernas y manos.
  • El primero en dar 5 toques a su contrincante gana el juego.
  • Los tiradores nunca pueden herir al adversario y las armas no pueden manipularse.
  • Si un jugador tiene problemas para agarrar o controlar el arma con la mano, ésta puede sujetarse al brazo.
  • La silla de ruedas no debe ser rígida y su altura debe ser de 53 centímetros. El respaldo tiene que medir, al menos, 15 centímetros de altura y estar a 90º (salvo excepciones), y el apoyabrazos del lado opuesto al armado 10 centímetros.
  • El cojín, aunque no es obligatorio, puede tener una altura máxima de 10 centímetros.
  • La inclinación de las ruedas de la silla también se ajusta a medidas definidas oficialmente.

Las diferentes categorías de la esgrima en silla de ruedas

La esgrima en silla de ruedas puede ser practicada por hombres y mujeres en silla de ruedas, amputados o con parálisis cerebral leve. Las categorías según el arma utilizada son las mismas que en el esgrima clásico (florete, sable o espada).

La clasificación de participantes se establece en función de una serie de pruebas para evaluar la habilidad de extensión e inclinación lateral del tronco con o sin arma. Los movimientos que se tienen en cuenta son técnicos y de defensa. Se evalúa la extensión muscular dorsal, el equilibro lateral con los brazos en abducción, y la extensión de músculos lumbares con y sin arma.

En todas estas pruebas se otorgan las siguientes puntuaciones:

  • 0 puntos: si no puede realizar el movimiento.
  • 1 punto: si la ejecución es pobre y el movimiento mínimo.
  • 2 puntos: si la ejecución es pobre, pero el movimiento es limpio.
  • 3 puntos: si la ejecución es normal. 

Atendiendo a esta puntuación, y a algunos otros parámetros en la esgrima en silla de ruedas, se establecen un total de 5 categorías:

  • Categoría 1A. Tiradores sin equilibrio en silla de ruedas y con minusvalía o dificultad en el brazo armado para extender el codo.
  • Categoría 1B. Tiradores sin equilibrio en silla de ruedas, con minusvalía o dificultad para flexionar los dedos del brazo armado.
  • Categoría 2. Tirador con equilibrio en silla de ruedas.
  • Categoría 3. Tirador con equilibrio en la silla de ruedas, pero sin posibilidad de utilizar las piernas como ayuda.
  • Categoría 4. Tirador con buen equilibrio en la silla de ruedas y con posibilidad de utilizar las piernas como ayuda.

silla de aluminio TIGA SUB4

Si estás interesado en este o en otros deportes para personas con discapacidad, puedes echar un vistazo a nuestras sillas de ruedas deportivas. Además, en el blog de Sunrise Medical encontrarás artículos relacionados con la vida deportiva para personas con discapacidad. Visita nuestro blog e inscríbete para recibir cada mes las últimas noticias.

Elegir silla de ruedas

¡Suscríbete a nuestro blog!

Nuestras marcas