4 factores que afectan a tu movilidad en silla de ruedas

Publicado: | Por Sunrise Medical

A menudo se tiende a creer que lo que más afecta a la maniobrabilidad de una silla de ruedas es el peso de la persona que la utiliza y el material con el que está hecho su armazón. Sin embargo, hay otros factores relacionados con el rozamiento de tu silla de ruedas que repercutirán en su resistencia y en su rodamiento y, en definitiva, en su movilidad.  

Entre ellos hay cuestiones biomecánicas (tamaño y posición de las ruedas, distancias entre los ejes y angulación) y otras que tienen que ver directamente con su uso. Si tienes todo esto en cuenta, no sólo escogerás la mejor silla de ruedas sino que también afrontarás los problemas de movilidad con mayor éxito.

 

Por qué es importante escoger la mejor silla de ruedas

 
El objetivo fundamental de una silla de ruedas es que su usuario tenga la máxima funcionalidad, comodidad y movilidad. Una silla de ruedas inadecuada, además de resultar incómoda, puede hacer que te resbales, que te inclines y que adoptes una postura incómoda y eso a la larga puede causar problemas. Así que siempre debe ser la silla la que debe ajustarse a tus necesidades y no al contrario.

Las principales marcas, como Sunrise Medical, tienen modelos de sillas de ruedas activas ajustables para cualquier tipo de usuario independientemente de su corpulencia o su discapacidad con la finalidad de proporcionar una experiencia óptima en movilidad en su día a día.

A la hora de valorar la movilidad de una silla de ruedas tendrás que de tener en cuenta cuatro factores: cómo se distribuye el peso entre las ruedas, cuál es su centro de gravedad, el terreno sobre el que va a ser utilizada y los aspectos técnicos (tamaño, material, tipo de ruedas).



silla-de-ruedas-ligera-quickie-helium

 

1. La distribución del peso entre ruedas traseras y delanteras

La distribución del peso de un usuario de silla de ruedas hace referencia a la proporción en que el peso se reparte entre las ruedas delanteras y las ruedas traseras. A grandes rasgos, cuanto mayor sea la cantidad de peso en la ruedas delanteras mayor rozamiento habrá, por lo que te costará más moverla, aunque tendrás mayor estabilidad.

Una distribución tradicional del 50 % entre ruedas traseras y delanteras, propia de las sillas geriátrica, te garantizará estabilidad, pero siempre serán sillas que costará más mover, más apropiadas si no vas a autopropulsarte. Una distribución 80 % en la rueda trasera y 20 % en la delantera, al contrario, te aportará una mayor movilidad, aunque será más activa. Por eso se recomienda si el usuario tiene la suficiente fuerza en los brazos.
 

2. El ajuste del centro de gravedad

Poder mover el centro de gravedad de tu silla de ruedas permitirá que la distribución del peso sea lo más ajustada posible. Generalmente las sillas ligeras de aluminio permiten moverlo combinando la posición de ruedas traseras hacia adelante, hacia atrás, hacia arriba y hacia abajo. Cuanto más hacia atrás y más hacia arriba sitúes el centro de gravedad derivarás más peso a las ruedas traseras consiguiendo mayor movilidad pero menor estabilidad. Lo recomendable es ajustar el centro de gravedad de tu silla de ruedas para cubrir tus necesidades.
 

3. Factores biomecánicos de la silla de ruedas

Las ruedas juegan un papel fundamental en la movilidad de tu silla de ruedas. A la hora de elegir un material, las neumáticas son más cómodas y permiten amortiguar golpes pero producen más rozamiento. Por el contrario, las macizas se adaptan peor al terreno al ser más duras, pero facilitan la movilidad. Respecto al tamaño de las ruedas, cuanto más pequeñas, menor rozamiento tienen ya que hay menos superficie de contacto con el suelo, pero eso mismo hace que tengan peor agarre.

Tanto en lo que se refiere a su material como al tamaño de las ruedas hay que tener claro en qué terreno vas a moverte. Cuánto más blando sea, presentará más rozamiento y más impulso necesitarás para moverte.

La distancia entre las ruedas influirá notablemente en su movilidad y estabilidad. Cuanto menor sea la distancia entre ejes mejor girará la silla de ruedas y será más maniobrable aunque, como en todos los casos anteriores, una mayor movilidad suele ser sinónimo de menor estabilidad.
 

Vida activa en silla de ruedas

4. Terreno sobre el que se usará la silla de ruedas

Respecto al uso de tu silla de ruedas en interior o exterior, si vas a moverte en interior o a practicar deporte es mejor que las ruedas delanteras sean más pequeñas, porque permiten giros más rápidos. En exterior o en suelos accidentados es mejor que las ruedas delanteras sean más grandes porque la superficie de contacto con el suelo es más grande y así se pueden salvar las imperfecciones del terreno.

¿Te ha servido esta información para saber qué silla de ruedas es la mejor para ti? Apostar por una silla de ruedas activa y ajustable te aportará una mayor movilidad, comodidad y, en definitiva, calidad de vida. 

Por eso, en Sunrise Medical contamos con una amplia gama donde podrás escoger la que más te conviene. Ponte en contacto con nosotros para recibir asesoramiento personalizado de uno de nuestros expertos. 

Elegir silla de ruedas

¡Suscríbete a nuestro blog!

Nuestras marcas