Maternidad y discapacidad: desmintiendo mitos

Publicado: | Por Sunrise Medical
Maternidad y discapacidad: desmintiendo mitos

Aunque ser madre es un derecho de cualquier mujer, hablar de maternidad en el caso de las que sufren algún tipo de discapacidad sigue siendo un tema tabú. Es por esto, que la relación maternidad-discapacidad está llena de mitos que debemos derribar para poder vivir en una sociedad realmente igualitaria e inclusiva.

Maternidad y discapacidad: una cuestión de derecho

Tratar maternidad y discapacidad no siempre es fácil. El Manifiesto Europeo de Mujeres con Discapacidad del Foro Europeo de la Discapacidad de 1997 desveló que los papeles atribuidos por la sociedad a las mujeres con discapacidad eran distintos a los que se asignaban al colectivo de mujeres en general.

Estas discriminaciones afectaban a todas las mujeres en los aspectos de su vida, como en su deseo de ser madres.

En 2001 se definió una situación de discriminación interseccional, es decir, aquella que surge de la conjunción de la discriminación por razón de sexo y otra por cuestión de raza, pertenencia a una minoría social o discapacidad.

El mismo foro en 2002 no sólo siguió denunciando esta situación, sino que destacó la necesidad de cambios vinculados a la maternidad. Para las mujeres discapacitadas se dan muchas discriminaciones en la maternidad, por ejemplo, en caso de:

  • Concebir un hijo biológico
  • Obtener la custodia legal en caso de divorcio
  • Adopción o acogida social
  • Utilizar técnicas de inseminación artificial

Nueva silla de ruedas plegable Neon

En el caso de las adopciones internacionales, por ejemplo, uno de los requisitos obligatorios para los padres es presentar un certificado de idoneidad que asegure que éstos "disfrutan de un estado de salud, física y psíquica, que no dificulte el normal cuidado del menor", con lo que muchas personas discapacitadas quedan prácticamente excluidas del proceso. Por otra parte, en demasiadas ocasiones el personal sanitario desaconseja el embarazo a las mujeres discapacitadas por considerarlos de alto riesgo sistemáticamente y sin informar a la paciente de las opciones que tiene para concebir.

A pesar de todos estos datos, la Convención de la ONU de 2006  resaltó la importancia que tiene para las personas con discapacidad su autonomía e independencia individual, incluida la libertad de tomar sus propias decisiones de un modo similar al que hablamos de derechos humanos y libertades fundamentales. Y uno de esos derechos sería, evidentemente, el que tiene cualquier mujer de ser madre.

Barreras dentro y fuera de casa

Las mujeres con discapacidad que quieren ser madres, además de una barrera social, también pueden encontrar dificultades en su entorno ya que existe la tendencia generalizada a pensar que, si una mujer tiene dificultades para ocuparse de sí misma, no podrá hacerlo de su hijo.

Sin embargo, muchas personas con discapacidad llevan una vida completamente autónoma y eso no les incapacita en ningún caso para la crianza. De hecho, en el futuro, sus hijos vivirán y convivirán con la discapacidad con total naturalidad. Y es que, evidentemente, una mujer con discapacidad sabe perfectamente que tiene limitaciones y que éstas implicarán la necesidad de un apoyo extra en el embarazo, en el parto y tras el nacimiento del bebé. Sin embargo, esto nunca es sinónimo de que no puedan ejercer como madres.

Por último, maternidad y discapacidad a veces conlleva una serie de dudas en la mujer, como si será una buena madre, si será capaz de arreglarse con el bebé o si su hijo nacerá sano. Pero no nos equivoquemos: este tipo de incertidumbres no son exclusivas de quienes tienen una discapacidad y afectan prácticamente a todas las futuras mamás.

maternidad y discapacidad

¿Cómo es realmente ser una mamá con discapacidad?

La mayoría de los mitos relacionados con maternidad y discapacidad se atribuyen a construcciones sociales asociadas a roles estancos que responden a esta discriminación interseccional a la que hacíamos alusión al principio de este artículo.

Los testimonios autobiográficos son una buena herramienta para valorar cómo es realmente ser madre para las mujeres con una discapacidad y sirven para que muchas se planteen serlo viendo que otras lo han conseguido. Todos estos casos particulares hacen una revisión de valores y creencias e identifican diferentes variables según edad o tipo de discapacidad.

Maternidad y discapacidad: bibliografía fundamental

  1. Mujeres con discapacidad: mitos y realidad en las relaciones de pareja y en la maternidad

Este libro, ganador del Premio de Investigación Cátedra de Estudios de las Mujeres Leonor de Guzmán, recoge los testimonios autobiográficos de mujeres con discapacidad en sus relaciones de pareja y en la maternidad. Si te interesa puedes encontrar el libro en el Servicio de información sobre discapacidad.

  1. Maternidad Adaptada

Estrella Gil comparte con los lectores un diario en el que plantea los anhelos, temores y esperanzas que siente cualquier mujer ante la maternidad añadiendo el hándicap de su discapacidad – parálisis cerebral – con la que convive desde su nacimiento. Encuentra el libro en el blog “Maternidad adaptada” de la autora.

  1. Diario de una mamá canguro

Otro libro de Estrella Gil que nos habla de la adaptación del porteo de su hijo a su discapacidad. Este manual incluye multitud de anécdotas explicadas con humor e ironía y nos adentra en un mundo que solo está adaptado en apariencia. Si te ha resultado interesante puedes comprar “Diario de una mamá canguro” en Casa del Libro.

Silla de ruedas eléctrica m2 Mini

Si te interesa la relación maternidad y discapacidad estos enlaces también pueden serte útiles.

Si te ha gustado este post, en el blog de Sunrise Medical encontrarás más contenido relacionado e interesante.

Uno de los aspectos más fundamentales para la maternidad con discapacidad es la movilidad, en Sunrise Medical encontrarás una amplia gama de sillas de ruedas manuales y sillas de ruedas eléctricas. ¿Quieres que te aconsejemos cuál es la mejor para ti? Ponte en contacto con nosotros, ¡te esperamos!

Nuestras marcas