Pádel adaptado: ¿el nuevo deporte de moda?

Publicado: | Por Sunrise Medical

En poco más de dos años, el pádel adaptado se ha convertido en uno de los deportes en auge. El nacimiento de clubs, asociaciones y torneos a lo largo y ancho del país lo confirman. Esta modalidad, que permite practicar pádel a discapacitados físicos o psíquicos, se juega en silla de ruedas, utiliza las raquetas y pelota del pádel convencional e incorpora modificaciones similares a las del tenis en silla de ruedas, como permitir que la pelota pueda botar dos veces.

La Federación Española de Deportes para Discapacitados Físicos (FEDDF) y la Asociación de Pádel para Todos son los dos organismos que apuestan por convertir el pádel en uno de los deportes para discapacitados de referencia.

deporte en silla de ruedas

Seis claves de éxito del pádel adaptado

El pádel adaptado tiene un reglamento regularizado por federaciones territoriales y nacionales y eso repercute en la proliferación de clubs y asociaciones y en la organización de competiciones oficiales. De esta forma, se fomenta la competitividad y la autonomía de quienes lo practican promoviendo valores deportivos y un estilo de vida saludable. Estas son algunas claves de su éxito.

 

  1. El pádel adaptado requiere un buen estado físico y es ideal para mantenerse en forma.

  2. Favorece la integración social y la rehabilitación, por lo que está especialmente indicado en caso de recuperación de lesiones medulares por accidentes de tráfico o similares.

  3. Las pistas de pádel son accesibles y el espacio está muy controlado.

  4. El pádel se juega en instalaciones normalizadas, así que la sensación de exclusión es mínima. Las escasas modificaciones en su reglamento favorecen esta normalización.

  5. Es fácil de aprender, lo que ayuda a dar a su práctica continuidad temporal y fomenta la superación personal.

  6. Requiere anclajes y fijaciones para su juego, así que las sillas de ruedas de pádel adaptado están totalmente equipadas a nivel de seguridad.  

 

silla-de-ruedas-ligera-quickie-helium

Pádel adaptado: normativa y variaciones

En el pádel adaptado se mantienen las normas de puntuación y tiempos del pádel convencional. También la raqueta y la pelota. Casi todas sus modificaciones se vinculan a la posibilidad de que la pelota, tanto en el saque como en el juego, pueda botar dos veces.  

Estas  modificaciones se mantienen también en el caso del segundo bote del pádel (cuando la pelota, después de botar en el campo propio correctamente, sale por encima de la pared del fondo de la pista por la pared lateral o por la puerta), que en el caso del pádel adaptado se traduce en un tercer bote.

Otras adaptaciones en el pádel en silla de ruedas son:

  • La pista tiene que tener al menos dos accesos. Se recomiendan puertas correderas para poder garantizar la medida de 0,82 metros máximo durante el juego. Como garantía de seguridad, en las pistas de pádel no debe haber escalones o rebates en accesos que dificulten la entrada de las sillas de ruedas.

  • No está permitido que el jugador pierda el contacto con la  silla de ruedas y es obligatorio el anclaje mediante cinturones, cinchas o rastreles en pies y cintura. El roce del pie con el suelo de la pista con la intención de frenar o de impulsarse  voluntariamente es motivo de falta y penalización.

  • La silla de ruedas se considera parte del cuerpo del jugador por lo que tampoco podrá ser tocada ni por la pelota ni por el otro jugador en los partidos de dobles.

  • Los jugadores de pádel no pueden saltar, andar o correr durante el saque, estimándose que no han cambiado de posición aunque realicen pequeños movimientos de pies que no afecten a la posición inicial. De forma similar, en el pádel adaptado el jugador al servicio no puede cambiar su  posición de saque con movimientos o giros y no se considerará cambio en la misma cuando se produzcan ligeros movimientos en las ruedas de la silla.

  • Los jugadores de pádel, en el saque, deben golpear la pelota por debajo de la cintura. En el caso del pádel adaptado, el jugador debe hacerlo por debajo de los hombros.

  • Durante el saque del pádel el jugador que sirve no puede tocar con los pies la línea de saque ni la imaginaria continua de la línea central. En el pádel adaptado esta norma se aplica a las ruedas delanteras de la silla de ruedas, es decir, que éstas deben estar tras las líneas de saque y central.

  • Si un jugador tiene dificultades para realizar el saque con la mano puede utilizar la raqueta para botar la pelota.

  • Si es necesario ajustar o reparar silla de ruedas durante el juego el tiempo puede pararse más de 20 minutos y los reajustes no superarán los 10 minutos. 

  • Si los cambios de pista plantean dificultades importantes para los  jugadores en silla de ruedas, el árbitro decidirá la frecuencia de los mismos.

 

¿Te animas a probar este deporte? Visita la web de Sunrise Medical para encontrar las mejores sillas de ruedas deportivas, a la altura de las expectativas de los deportistas más exigentes.

Elegir silla de ruedas

¡Suscríbete a nuestro blog!

Nuestras marcas