Solicitar una plaza de aparcamiento para discapacitados. ¿Qué hace falta?

Publicado: | Por Sunrise Medical

Muchas personas con discapacidad o con problemas de movilidad  tienen dificultades para realizar actividades cotidianas como desplazarse por la ciudad o conseguir un aparcamiento para su vehículo. Por ello existen plazas de aparcamiento para discapacitados reservadas para miembros de este colectivo. Sin embargo, a pesar de su carácter de uso generalizado y de su vigencia tanto nacional como internacional, su proceso de solicitud y uso no es el mismo en todas las localidades ya que cada ayuntamiento o Comunidad Autónoma tiene una normativa diferente al respecto.

Ayudas y prestaciones a tu alcance

¿Qué requisitos deben cumplir las plazas de aparcamiento para discapacitados?

Las plazas de aparcamiento para discapacitados deben cumplir una serie de requisitos y, aunque son los municipios y sus ayuntamientos quienes los establecen, existen algunos de carácter general.

Entre ellos destacan:

  • Las plazas de aparcamiento para discapacitados se sitúan cerca de accesos peatonales y entradas accesibles a edificios, medios de transporte público (estaciones de tren, de tranvía, de autobuses, etc.) o servicios públicos.
  • Las zonas de estacionamiento reservadas para discapacitados tienen que tener un acceso y un itinerario peatonal. Ambos deben ser accesibles y comunicar los aparcamientos reservados con la vía pública.
  • Todas las plazas de aparcamiento para discapacitados se señalan de forma visible y distintiva, horizontal y verticalmente, e incluyen el Símbolo Internacional de Accesibilidad y la prohibición de aparcar en las mismas a personas sin discapacidad. La señalización horizontal de las plazas de aparcamiento para discapacitados es antideslizante.
  • En los espacios naturales las plazas de aparcamiento para discapacitados pueden ajustarse a las peculiaridades del entorno para guardar cierto equilibrio paisajístico y estético aunque siempre están diferenciadas del resto.
  • Las dimensiones mínimas de los aparcamientos reservados para personas discapacitadas  es en batería o semibatería de 3,60 metros incluyendo la zona de transferencia.
  • La zona de transferencia de las plazas de aparcamiento para discapacitados se comunican de manera accesible con el itinerario peatonal.
  • Si hay agrupamiento de plazas dispuesta en batería y línea se permite que la zona de transferencia sea compartida por más de una plaza. Aun así, dicha zona tiene que tener una anchura mínima de 1,4 metros.

¿Quiénes pueden utilizar estas plazas de aparcamiento?  

El uso de las plazas de aparcamiento para discapacitados está ligado a la posesión de una tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida (PMR). Su solicitud depende de cada ayuntamiento aunque en líneas generales se exigen dos requisitos para conseguirla:

  • Acreditar un grado de discapacidad igual o superior al 33%. (por lo tanto, necesitarás tu certificado de discapacidad)
  • Tener un baremo de movilidad reducida positivo.

Para conseguir este certificado, el interesado debe acudir a un centro para ser valorado por  uno de los  Equipos de Valoración y Orientación (EVO) homologados y oficiales de cada Comunidad Autónoma.

La tarjeta de aparcamiento para discapacitados se adjudica a personas con discapacidad física. El resto de diversidades funcionales (intelectuales, auditivas etc.) no pueden acceder a ella. Su uso es personal e intransferible aunque puede utilizarse también cuando el titular es usuario del coche aunque no sea su conductor.

solicitar-plaza-de-aparcamiento-para-discapacitados.JPG

¿Se puede solicitar una plaza de aparcamiento para discapacitados para uso personal?

Las personas con movilidad reducida en posesión de una tarjeta de aparcamiento para discapacitados tienen derecho a solicitar y obtener una plaza de aparcamiento reservada de forma personal. Las condiciones particulares para esta reserva dependen de cada ayuntamiento, que decidirá cuántas de ellas se destinan a este fin y quién tiene prioridad para conseguirlas.

También serán ellos los encargados de establecer, en las condiciones que así consideren, la creación de plazas de aparcamiento para discapacitados a petición concreta de un solicitante.

Se observan dos tipos de plazas de aparcamiento para discapacitados que pueden reservarse:

  • De origen: aquellas que se sitúan cerca del domicilio de la persona discapacitada.
  • De destino: Ubicándose normalmente en recintos de utilización común tales como edificios públicos, centros sanitarios, docentes, deportivos, comerciales, de ocio, etc.

Nueva handbike eléctrica

En ambos casos el titular de la tarjeta deberá ser el conductor del vehículo y presentar la documentación respecto a la vigencia y validez de la misma.  La concesión de las segundas se centrará en la necesidad de la misma para acceder al área de trabajo. En este caso se deberá añadir a la documentación anterior un certificado de empresa acreditando el lugar de trabajo.

Una vez concedida la plaza de aparcamiento para discapacitados el Ayuntamiento deberá pintarla y señalizarla con la matrícula de tu vehículo. En el caso de crear una nueva plaza de aparcamiento a petición de un solicitante ésta debe ajustarse a los requisitos que hemos visto en el punto dos de este mismo artículo.

En todo caso, si quieres una plaza de aparcamiento para discapacitados reservada lo mejor es informarte en tu ayuntamiento. Allí te asesorarán sobre todo lo que necesitas para tramitar su solicitud.

Si quieres más consejos para mejorar tu movilidad visita el blog de Sunrise Medical y encuentra artículos como: Cómo conseguir un taxi adaptado para tus desplazamientos o Todo sobre el transporte para personas con movilidad reducida. En nuestra web encontrarás los productos que mejor se adaptan a ti. ¡Te esperamos!

Elegir silla de ruedas

¡Suscríbete a nuestro blog!

Nuestras marcas