Bibliotecas públicas accesibles e inclusivas

Publicado: | Por Sunrise Medical
Bibliotecas públicas accesibles e inclusivas

Además de permitir el acceso a la información y a la lectura, las bibliotecas públicas son espacios concebidos para garantizar la democratización y divulgación de la cultura, un aspecto clave para asegurar la participación de todos los ciudadanos en la sociedad.

En este artículo hablamos sobre las bibliotecas accesibles e inclusivas y sus características.

¿Por qué las bibliotecas son tan importantes en la sociedad?

Las bibliotecas son parte del "patrimonio común de los ciudadanos" y tienen un papel relevante en una sociedad de derecho. Este tipo de espacios comunitarios facilitan la divulgación de conocimientos y el acceso a la lectura y son plataformas para la formación, la participación y el intercambio de ideas.

Para que las bibliotecas públicas desempeñen un papel activo a nivel cívico es fundamental definir los contextos, circunstancias y condiciones de todos los ciudadanos. De hecho, sólo así podrán definirse como lugares adecuados para esta actividad. Por eso, el concepto de "bibliotecas accesibles" está contemplado a nivel normativo.

New call-to-action

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Opcional reconociendo, en su artículo 30, el derecho de las personas con discapacidad a participar "en la vida cultural, las actividades recreativas, el esparcimiento y el deporte”, para lo cual es necesario adoptar "todas las medidas pertinentes para asegurar que las personas con discapacidad tengan acceso a las bibliotecas” y todos aquellos lugares y materiales culturales.

En España, la “Ley 51/2003, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad” constituye como fundamental el cambio hacia una sociedad que garantice los derechos de cualquier ciudadano, lo que implica que todos los edificios públicos (también las bibliotecas) deben diseñarse bajo criterios de accesibilidad e inclusión.

bibliotecas accesibles e inclusivas

Accesibilidad en las bibliotecas públicas

A pesar de la normativa y de los esfuerzos de las instituciones, hoy en día siguen existiendo bibliotecas no accesibles. Muchas de ellas tampoco son inclusivas, bien por la existencia de barreras arquitectónicas en sus instalaciones (pavimentos o escaleras no accesibles, mobiliario no adaptado, ausencia de señalización específica, etc.), por la falta de fondos documentales adaptados (libros y documentos en Braïlle o en lenguaje pictográfico SPC) o por la ausencia de servicios y actividades inclusivas para los miembros de este colectivo.

Pero, ¿cómo hacer las bibliotecas más accesibles? ¿En qué elementos debemos centrarnos para conseguir este objetivo?

Según las “Directrices para el desarrollo del servicio de bibliotecas públicas (2001)” de IFLA/UNESCO,  la accesibilidad en las bibliotecas, como espacios útiles y necesarios para todos los miembros de la comunidad, debe observarse en el sentido más amplio de la palabra, es decir, tanto a nivel arquitectónico como de servicios y productos culturales, incluyendo, entre otros aspectos:

  • Que sean edificios de fácil acceso.
  • Que tengan salas de lectura y consulta a accesibles para todos.
  • Que cuenten con las tecnologías y adaptaciones adecuadas.
  • Que ofrezcan servicios de “extensión” para quienes no puedan acudir a la biblioteca (servicios online de préstamo y devolución, de consulta, etc.)

Q700 up M

Bibliotecas accesibles, bibliotecas para todos

La accesibilidad es un concepto amplio que abarca aspectos físicos, sociales, culturales y de comportamiento. Cuando hablamos de bibliotecas accesibles e inclusivas nos referimos a espacios concebidos bajo estos tres principios:

  • Normalización. Las personas con discapacidad tienen derecho a acceder a los mismos lugares, ámbitos, bienes y servicios que cualquier otra persona.
  • Accesibilidad Universal. La accesibilidad es un aspecto que deben cumplir todos los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos públicos.
  • Diseño Universal. No se trata de diseñar entornos específicos para personas con discapacidad, sino de crear espacios que puedan ser utilizados por todos los ciudadanos independientemente de sus características físicas, sensoriales o intelectuales.

En el documento “BIBLIOTECAS ACCESIBLES PARA TODOS: Pautas para acercar las bibliotecas a las personas con discapacidad y a las personas mayores” se detallan todos los elementos que contribuyen a la creación de bibliotecas accesibles, entre los que destacamos:

  • Cómo deben ser los elementos del edificio para eliminar al máximo las barreras arquitectónicas (acceso inmediato, puntos de acceso, ascensores, escaleras, rampas, pasamanos, baños adaptados, señalización e iluminación, etc.).
  • Cómo deben estar equipadas las bibliotecas accesibles (accesos y zonas de paso, zonas de consulta y lectura, zona infantil, estanterías y expositores, mobiliario de uso general, etc.).
  • De qué tipo de apoyos personales y ayudas técnicas deben disponer (ayudas físicas, software para personas con discapacidad sensorial, líneas Braïlle, atriles, lupas, sensores de reconocimiento de voz, pasapáginas, audiolibros, ratones adaptados, etc.).
  • Cómo deben seleccionarse y organizarse los fondos documentales para ser accesibles e inclusivos (formatos especiales, lecturas graduadas, documentos de interés general o específico sobre discapacidad, disponibilidad de catálogos accesibles y en línea, etc.).
  • De qué tipo de recursos/servicios deben disponer para garantizar la accesibilidad universal (servicios de orientación y difusión de la información, trato y formación de usuarios, actividades complementarias, préstamo online, etc.). 

Con el objetivo de que las bibliotecas públicas sean accesibles para todos los usuarios, es necesario valorar el estado de sus instalaciones, servicios y actividades, pero también saber cuáles son sus fondos documentales. Este análisis general permitirá realizar las actuaciones oportunas y convertir nuestras bibliotecas públicas en espacios aptos y útiles para todos

El documento “Acces to libraries for persons with disabilities: cheklist” de la IFLA o estos informes de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios pueden servirnos como guía para conseguirlo.

¿Quieres saber más sobre accesibilidad? Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ninguna de nuestras novedades.