Deportes acuáticos para personas con discapacidad

Publicado: | Por Sunrise Medical
Deportes acuáticos para personas con discapacidad

El deporte es cada vez más inclusivo y se adapta a las diversas capacidades de las personas. Natación, buceo o vela son tres deportes acuáticos que permiten a las personas con discapacidad realizar actividades deportivas durante el verano. Este medio, por sus propiedades terapéuticas, se convierte en el entorno perfecto para unir actividad física, ocio y bienestar.

Beneficios de los deportes acuáticos para la discapacidad

Los beneficios del deporte para las personas con discapacidad son múltiples. Destacan especialmente los beneficios de carácter físico, como la mejora de la circulación, el desarrollo de la musculatura y la consecución de un mejor equilibrio y coordinación. El deporte también mejora la condición física, ayuda a controlar el peso y previene la aparición de enfermedades por falta de movilidad. Todo es positivo para el día a día de las personas con discapacidad, que se sienten más seguros y flexibles al realizar sus actividades cotidianas. 

A nivel social el deporte favorece la inclusión, fundamental para el desarrollo de habilidades sociales. La mejora de la autoestima y la superación personal son otros de los beneficios del deporte especialmente relevantes para las personas con discapacidad.

Pero, ¿son todos los deportes positivos por igual? ¿Aportan las actividades acuáticas algún beneficio "extra"?

El medio acuático permite a las personas con discapacidad moverse con menor dificultad. Tal y como establece el Principio de Arquímedes, "un cuerpo sumergido en líquido sufre un empuje vertical hacia arriba igual al peso del fluido que desaloja", lo que quiere decir que en el agua el peso corporal disminuye hasta un 90% favoreciendo la realización de ejercicios.

New Call-to-action

De hecho, la hidroterapia, utilizada a nivel físico y psíquico, consiste en la utilización del agua como agente terapéutico basándose en la aplicación de agentes físicos como la temperatura y la presión gracias al uso de la fuerza de rozamiento y la presión hidrostática.

Otra de las ventajas de los deportes acuáticos en personas con discapacidad es que este medio favorece la igualdad porque algunos de ellos, como la natación, no requieren adaptaciones. En otros casos sí es necesario hacer cambios en los equipos y el material.

De modo genérico los beneficios de los deportes acuáticos para personas con discapacidad son los mismos que para personas sin discapacidad, siendo los más importantes:

  • Permiten trabajar toda la musculatura. 
  • Incrementan la capacidad cardiorrespiratoria.
  • Ayudan a quemar calorías por la resistencia opuesta por el agua.
  • Trabajan diferentes capacidades (resistencia, fuerza, flexibilidad, etc.) en un mismo ejercicio. 
  • Ayudan a reposicionar la columna y a conseguir una posición más erguida.
  • Disminuyen la sensación de esfuerzo por la posibilidad de flotar y el frescor del agua.
  • La presión en las articulaciones es menor.

Deportes acuáticos y discapacidad: planes para todos

Existen muchos deportes que se practican en el agua y casi todos ellos pueden adaptarse. A continuación, enumeramos algunos:

  • Natación adaptada

La natación con fines competitivos, de ocio o terapéuticos es uno de los deportes adaptados más completos. Puesto que cada vez existen más piscinas accesibles, su práctica se ha extendido, sobre todo en los meses de verano.

La natación para personas con discapacidad apenas requiere elementos de adaptación respecto a su homólogo no adaptado y es uno de los deportes paralímpicos veteranos (se integró en el programa de los primeros Juegos Paralímpicos celebrados en Roma en 1960).

España se considera una potencia en esta disciplina gracias a figuras como Teresa Perales, deportista aragonesa con un palmarés envidiable: 26 medallas paralímpicas y 19 medallas en campeonatos mundiales (tres de ellas de oro). Perales es embajadora de Sunrise Medical y ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos la Real Orden del Mérito Deportivo y la Medalla al Mérito en el Trabajo.

  • Buceo adaptado

El buceo adaptado es una de las actividades acuáticas para personas con discapacidad más atractivas. Como deporte integrador favorece el trabajo en equipo y permite disfrutar de paisajes marinos únicos.

Su práctica requiere un buen estado de forma, conocimientos previos y material adaptado.

Algunas personas con discapacidad no pueden practicar buceo adaptado ya que está contraindicado para personas con tetraplejia completa y personas con parálisis cerebral que no puedan realizar marcha útil con o sin ayudas, o que no puedan mover los brazos, entre otras.

  • Esquí náutico adaptado

Las personas atrevidas encuentran en el esquí náutico adaptado una forma de unir su pasión por el deporte, la velocidad y la sensación de riesgo. Las personas que deseen practicar esquí acuático adaptado deben tomar clases para aprender a dominar la técnica en seco.

En el caso de este deporte, tiene especial importancia la adaptación del material. Las personas con disfunción motriz en los miembros inferiores esquían en asientos de aluminio que disponen de una parte acolchada. El resto del material del esquí náutico también se ha rediseñado para que las personas con discapacidad puedan practicar saltos o slalom.

  • Vela adaptada

La vela es un deporte de equipo y es perfecto para trabajar valores como el respeto, la colaboración y la tolerancia. Para que las personas con discapacidad puedan practicarlo de manera segura, en la embarcación se sustituye el timón por una palanca tipo "joystick" mucho más manejable. Por lo demás, la vela adaptada ofrece autonomía a los deportistas con discapacidad, que pueden realizar este deporte con la compañía de otras personas.

Jay 3 respaldo termorregulador

  • Piragüismo adaptado

El piragüismo adaptado es otro de los deportes acuáticos adaptados con mayor número de deportistas.

Los equipos de piragüismo compiten en grupos por el nivel de funcionalidad de los deportistas. La equipación se compone de cascos, traje de neopreno y remos adaptados. Existe categoría individual (kayak) o por parejas (canoas).

Nuestro embajador Javier Reja es uno de los deportistas con discapacidad más polifacéticos. Tras obtener buenos resultados en natación, triatlón y ciclismo, se decantó por el piragüismo adaptado. En 2013 ganó el Campeonato de Aguas Tranquilas de Duisburg (Alemania) en V1 200 metros TA, consiguiendo el primer oro internacional para España en esta modalidad.

Los deportes acuáticos adaptados garantizan la diversión y el ejercicio en el agua. Las disciplinas son tan variadas que se ajustan a todas las capacidades. ¡Prueba la que mejor se adapte a ti y refréscate este verano!

¿Qué te parecen estos deportes acuáticos adaptados? En Sunrise Medical intentamos darte a conocer todas estas actividades para que mantener tu vida activa sea mucho más fácil. Visita nuestra sección de deportes adaptados para no perderte nada.