Blog > Julio 2021 > 5 Consejos para empezar a practicar deportes para niños en silla de ruedas

5 Consejos para empezar a practicar deportes para niños en silla de ruedas

Publicado:

Compartir:

"Mens sana in corpore sano". Esta cita latina es un mantra para muchas personas, ya que podemos aplicarla a todos los momentos de nuestra vida, incluida la infancia.

Sin embargo, practicar deportes no siempre es fácil para los niños con limitaciones de movilidad o con algún tipo de discapacidad.

En estos casos, familiares y profesionales de la educación y la salud (profesores, monitores de tiempo libre, médicos, psicólogos, fisioterapeutas, etc.) deben aunar esfuerzos para motivar a estos chavales, y una de las maneras de hacerlo es familiarizándolos con deportes en silla de ruedas que puedan ser atractivos para ellos.

 

Beneficios de los deportes en silla de ruedas para niños

Según los expertos, los niños con discapacidad que practican deportes adaptados tienen mejor rendimiento escolar, aumentan su autoestima e interiorizan más fácilmente conceptos como el trabajo en equipo o la fijación de objetivos

Además, los niños con discapacidad que realizan deporte aprenden habilidades de liderazgo, desarrollan una mayor capacidad para sociabilizar con otros niños de su edad, canalizan mejor su energía y tienen más autocontrol.

Por otra parte, la práctica de ejercicio proporciona a los niños con discapacidad un mejor desarrollo de sus habilidades físicas y motoras, entre ellas el equilibrio, la regulación del tono muscular, la coordinación, la ubicación espacial o la lateralidad.

Deportes-ninos-silla-ruedas-body1.png

 

Deportes en silla de ruedas: ¿cómo elegir el más adecuado para tus hijos?

Elegir el mejor deporte en silla de ruedas para tus hijos depende de muchos factores. Entre ellos, las instalaciones y la oferta deportiva de tu ciudad o las inquietudes y gustos de cada persona.

Actualmente, muchos colegios y centros de ocio desarrollan programas que incluyen la práctica de deportes adaptados como fútbol, baloncesto y otros juegos. Además, muchos clubes deportivos (de tenis, de ciclismo, de rugby, etc.) tienen secciones de deportes adaptados que pueden ser interesantes para que los más pequeños de la casa comiencen a practicar.

Deportes-ninos-silla-ruedas-body2.png

Imagen:freepik

En otros casos, cuando no existen actividades deportivas exclusivamente para niños en silla de ruedas, es posible buscar soluciones inclusivas de deporte adaptado que integren a niños con discapacidad y sin discapacidad.

Ante esta situación, es fundamental que padres y entrenadores tengan un enfoque realista: los padres deben entender que sus hijos quizá no puedan incorporarse a las competiciones estándar, aunque sí a las ligas especiales. Y si un niño tiene problemas para relacionarse o de comportamiento, una buena opción es empezar por deportes individuales como la natación o el atletismo en pista, donde puede sentirse más cómodo.

Por otra parte, los compañeros de equipo deben ser informados de la discapacidad de su nuevo compañero y de sus limitaciones.

En todos estos casos, la creatividad es clave para que los niños puedan practicar un deporte en silla de ruedas de manera segura, bajando los aros de baloncesto o permitiendo que, en los entrenamientos en la pista de atletismo, los niños con discapacidad sorteen conos mientras que sus compañeros sin discapacidad saltan por encima de obstáculos.

 

Consejos para motivar a los niños en silla de ruedas a hacer deporte

1. Muéstrale tu apoyo

Una de las claves para que la práctica de deportes en silla de ruedas no sea una obligación es convertirlos en actividades lúdicas. Evidentemente, tienen una parte competitiva, pero, si somos capaces de enseñarles a los niños a superarse y a no compararse continuamente con otros, es más fácil que acaben haciendo del deporte una afición.  Además, recuerda que muchas veces lo complicado no es empezar un deporte, sino mantener su práctica en el tiempo.

2. Permítele que elija que deporte practicar

Muchos padres eligen para sus hijos deportes que, realmente, les gustan a ellos. Sin embargo, la mejor forma de motivarlos es la contraria: lo ideal es ofrecerles varias opciones y que sean ellos quienes elijan y prueben. Así, sentirán que la actividad es una elección personal y la disfrutarán mucho más.

3. Enséñale que el deporte es una forma de ocio

Cuando los deportes se convierten en una obligación, pueden acabar causando cierto rechazo. Por eso, uno de los consejos para que tu hijo/a se inicie en la práctica de un deporte en silla de ruedas, es mostrarle que se trata de una forma de ocio más en la que pueden salir de la rutina y relacionarse con otros niños y niñas.

4. Explícale sus beneficios 

Los niños con discapacidad deben ser conscientes de los beneficios que practicar deporte puede tener para ellos. En este sentido, conviene hacerles partícipes de lo bueno que es estar en forma y de las ventajas que tiene para su situación física.

5. Busca ejemplos inspiradores

Que los niños imitan lo que ven a su alrededor no es algo nuevo: si ven que sus padres o hermanos realizan algún tipo de deporte, tendrán curiosidad y se animarán a experimentarlo.

Deportes-ninos-silla-ruedas-body3.png

En el caso de los niños con discapacidad, también conviene que tengan referentes de personas con sus mismas limitaciones practicando deportes. Descubrir las historias de deportistas y atletas con discapacidad destacados en sus disciplinas como Teresa Perales (natación), Sergio Garrote, Diego Ballesteros, Martin Berchesi (handbike), Rafa Botello (atletismo) o Javier Reja (piragüismo), todos ellos embajadores de SUNRISE MEDICAL, puede ser inspirador para ellos. Los clubes, asociaciones y federaciones deportivas también son un entorno perfecto para que los niños conozcan de primera mano la experiencia de deportistas en silla de ruedas.

En Sunrise Medical ponemos a su disposición toda la gama Zippie de sillas de ruedas manuales sillas de ruedas eléctricas, así como las handbike Attitude Junior y la gama Leckey de productos de sedestación y bipedestación diseñados para cualquier nivel de discapacidad y que acompañarán al niño en su crecimiento desde sus primeros años hasta la edad adulta.