La importancia de la actividad física en niños con discapacidad

Publicado: | Por Sunrise Medical
La importancia de la actividad física en niños con discapacidad

La actividad física es muy beneficiosa para todos los niños. Hacer ejercicio no solo potencia este hábito positivo para su salud y bienestar, sino que es clave en su desarrollo y aprendizaje. De hecho, gracias a la actividad física los niños, jóvenes y adolescentes mejoran su autoestima y desarrollan relaciones sociales, además de aprender a superar sus limitaciones.

Estos tres elementos son fundamentales para enfrentarse a su día a día con la mayor autonomía e independencia posible, algo especialmente importante en el caso de los niños con discapacidad.

¡Muévete a tu ritmo!

A pesar de los esfuerzos del colectivo por exponer lo contrario, muchas personas todavía piensan que las personas con discapacidad no pueden hacer deporte. Sin embargo, que la actividad física es muy importante para ellos es una evidencia, pues sus beneficios están probados tanto para ejercitar la musculatura como para adelgazar y controlar el peso o, simplemente, para sentirse mejor con ellos mismos. De ahí que se recomiende a todas las personas con discapacidad que no se queden quietos y lleven una vida activa.

¿Ocurre lo mismo en el caso de los niños? Evidentemente sí. La oferta de ocio es cada vez más amplia para las personas con discapacidad en el ámbito cultural, recreativo y deportivo, lo que incluye muchas actividades físicas adaptadas para los niños con discapacidades totalmente accesibles y seguras para ellos.

sillas manuales zippie para ninos

La recomendación para los padres de niños con discapacidad es que inculquen a sus hijos este hábito desde pequeños. Esto les ayuda a salir de su rutina, convirtiéndose en una de sus expresiones de ocio que, a la vez, sirve como terapia y, en muchos casos, también como rehabilitación.

Con esto también tenemos que apelar a la individualidad de su práctica: no podemos establecer cuál es la mejor actividad física en niños con discapacidad de forma genérica, ya que es posible que a dos niños con la misma edad y con el mismo diagnóstico se les recomienden actividades distintas. 

También es importante que, para identificarlas como parte de su ocio y no como una obligación, los niños tengan cierta independencia a la hora de elegir sus actividades físicas según sus gustos e inquietudes, aunque sin perder de vista sus limitaciones. Por eso decimos que es importante que los niños con discapacidad se muevan “a su propio ritmo”.

Por último, las actividades físicas que pueden realizar los niños con discapacidad son tantas y tan variadas que les permiten poner en práctica sus ideas y desarrollar su imaginación y creatividad sin barreras. Además, depende del lugar en el que se desarrollen estas actividades, los niños también están en contacto con la naturaleza.

deporte niños con discapacidad - zippie rs

6 beneficios de la actividad física para niños con discapacidad

Aumenta el equilibrio físico y mental

Los niños que practican deporte son capaces de desfogarse, generar adrenalina y desarrollar su capacidad de autocontrol. De alguna forma, el deporte les ayuda a canalizar su energía, algo fundamental para su desarrollo diario.

Favorece la sociabilidad y la integración

Las actividades físicas convierten a los niños con discapacidad en más sociables. Su planificación y práctica es una “excusa” para conocer gente nueva, con o sin discapacidad y afín a ellos en edad y en preferencias.

Mejora la capacidad de concentración

Las actividades físicas contribuyen a que el niño invierta su energía física durante su práctica y que su esfuerzo intelectual sea más intenso a la hora de realizar sus deberes. De hecho, para muchos expertos la práctica de actividades físicas por parte de niños con discapacidad mejora su rendimiento escolar y sus resultados académicos.

Es un estímulo y una motivación

La práctica de cualquier actividad física supone una motivación tanto para aprenderla como para practicarla. Esto implica constancia, paciencia, fortaleza y capacidad de superación, algo implícito en todos los deportes. Para los niños, este aprendizaje será muy positivo en su día a día.

sillas electricas zippie para ninos

Fomenta el trabajo en equipo

La práctica de actividades físicas, tanto individuales como en equipo, requiere interactuar activamente con otras personas. Para los niños con discapacidad se trata de una forma de aprender a trabajar en equipo para conseguir unos objetivos comunes. 

Tiene aplicaciones en su vida diaria

Los beneficios de la actividad física para los niños con discapacidad no se quedan en el terreno de juego. Como parte de ese aprendizaje continuo, gracias a ellas los pequeños tienen más herramientas y capacidad para tomar la iniciativa, superar sus barreras diarias y vencer sus miedos.

La práctica de ejercicio proporciona a los niños con discapacidad un mejor desarrollo de sus habilidades físicas y mentales, y es de gran ayuda tanto ellos como para su familia. Si tu hijo tiene algún tipo de discapacidad, no lo dudes. Muchos padres tienen miedo porque piensan que sus hijos no son capaces de realizar actividades físicas sin riesgo a lastimarse, pero nada más lejos de la realidad: con actividades adaptadas a sus capacidades, los beneficios serán palpables desde el primer día. Consulta con tu médico y asesórate sobre cuáles son las actividades físicas más beneficiosas en su caso.

Y para poder hacer ejercicio, es necesario que los niños con discapacidad cuenten con un equipamiento ajustado a sus necesidades. Desde Sunrise Medical ponemos a tu disposición toda la gama Zippie de sillas de ruedas manuales y sillas de ruedas eléctricas, así como las handbike Attitude Junior y la gama Leckey de productos de sedestación y bipedestación para que elijas lo que mejor vaya con él o ella.