Blog > Julio 2019 > La revolución de IoT conecta con la discapacidad: casas inteligentes

La revolución de IoT conecta con la discapacidad: casas inteligentes

Publicado:

Compartir:

El Internet de las cosas (IoT por las siglas de la expresión inglesa Internet of Things) tiene el potencial de transformar las vidas de las personas con discapacidad. Algunas de sus tecnologías están diseñadas específicamente para personas con discapacidad mientras que otras son accesibles para todo el mundo. El ejemplo más claro son las casas domóticas, viviendas inteligentes que se adaptan a las necesidades de las personas que habitan en ellas.

¿Qué es una casa domótica?

El concepto “casa domótica” hace referencia a la integración de las distintas tecnologías en el hogar mediante el uso simultáneo de la electricidad, la electrónica, la informática y las telecomunicaciones gracias al llamado Internet de las Cosas.

Los diferentes elementos de las casas domóticas se conectan a Internet y se manejan bajo pautas predeterminadas: por ejemplo, puedes hacer que la lavadora se ponga en marcha a la hora que quieras o mandar al lavavajillas, a través de la tablet, que espere hasta el horario nocturno para trabajar cuando comience la tarifa de discriminación horaria.

Según la Asociación Española de Domótica e Inmótica, los sistemas domóticos recogen información proveniente de sensores o entradas y la procesan emitiendo órdenes que afectan directamente al funcionamiento del hogar. Para ello, el sistema puede acceder a redes exteriores de comunicación lo que, a priori, también plantea algunos problemas respecto a la privacidad de los usuarios (como veremos más adelante).

Jay 3 respaldo termorregulador

Aun así, la domótica permite dar respuesta a nuestra nueva forma de vida facilitando el diseño de casas y hogares más humanos, personalizados, polifuncionales, flexibles y, por supuesto, accesibles.

La domótica contribuye a mejorar la calidad de vida de los usuarios basándose en estos cinco ejes:

  • Facilita el ahorro energético.
  • Fomenta la accesibilidad.
  • Aporta mayor seguridad.
  • Aumenta la comodidad.
  • Garantiza las comunicaciones gracias al control y supervisión remoto de equipos e instalaciones de la vivienda a través de diferentes dispositivos.

Domótica y discapacidad

En el caso de las personas con discapacidad, apostar por una casa domótica es una buena opción porque:

  • Invertir en domótica es invertir en calidad de vida

La domótica aumenta la autonomía de las personas y les otorga un mayor control en su día a día. La tecnología es tan flexible como las capacidades de cada usuario.

  • Es cada vez más accesible económicamente

La domótica ya no supone siempre un desembolso económico desorbitado. Actualmente algunas opciones para integrar un sistema inteligente en tu hogar y disfrutar de todas sus funcionalidades no requieren obras y están al alcance de un número amplio de usuarios.

  • Permite gestionar el tiempo de ocio

El ocio es un derecho que, en ocasiones, las personas con discapacidad ven mermado. El IoT y la domótica permiten integrar sistemas que facilitan el control de televisores, equipos musicales, acceso a internet, juegos, etc.

iot-discapacidad-casas-inteligentes

  • Abre la puerta a la igualdad de oportunidades

Además de gestionar nuestro tiempo de ocio, el IoT también puede ser un recurso para aumentar la formación. Disponer de un sistema domótico integrado en el hogar facilita el teletrabajo y el aprendizaje en línea, y mejora las oportunidades de desarrollar un empleo para las personas con discapacidad.

  • Ofrece respuestas individuales

La domótica favorece el derecho a la autonomía e independencia de todos los individuos. Integrar las funcionalidades de la domótica y los avances de la robótica permite disponer de electrodomésticos inteligentes que cubren las necesidades individuales. Además, los espacios domóticos diseñan e integran sus elementos en función de las necesidades concretas de cada persona.

Diseño universal que garantice la privacidad de los usuarios

Muchas personas se preguntan por qué es necesario adaptar el “Internet de las cosas” a la discapacidad. La respuesta es sencilla: alrededor de un 15% de la población vive con algún tipo de discapacidad, por lo que sus necesidades deben ser exploradas y analizadas.

Por otra parte, el poder transformador del IoT para las personas con discapacidad es innegable y se asocia a una mayor seguridad, movilidad e independencia, tres elementos que se traducen en una mayor autonomía en su día a día.

Algunos ejemplos de IoT adaptado a las personas con discapacidad son:

  • Aplicaciones “recordatorio” como PillBox que ayudan a los usuarios a identificar sus medicamentos y a tomarlos a la hora correcta. 
  • OrCam12 y Aira Smart, gafas que permiten “navegar” en una casa domótica accediendo a información escrita útil mejorando la movilidad y autonomía de los usuarios.
  • Nest es un software que permite controlar elementos domésticos y que pueden ser de difícil alcance como manivelas, pomos de puertas, cerraduras, interruptores, etc.

Todas estas tecnologías mejoran la independencia, seguridad y privacidad de las personas con discapacidad, un derecho reconocido en el artículo 22 de las Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad. Y es que, la privacidad es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas al desarrollar el IoT.

El documento The Future of Privacy Forum recomienda a estas empresas y a nuestros responsables políticos que, para mejorar la experiencia de las personas con discapacidad y respetar su privacidad, sigan estas recomendaciones:

  • Priorizar el diseño inclusivo. Accesibilidad y privacidad deben ir de la mano. Es decir, la accesibilidad debe integrarse desde las fases tempranas de diseño.
  • Promover la investigación IoT. Para construir un Internet de las cosas con diseño universal se necesita comprender cómo las personas con discapacidad utilizan estas tecnologías, y eso requiere investigación.
  • Priorizar la privacidad de las personas con discapacidad. Las empresas deben tener en cuenta el carácter sensible de los datos recogidos del IoT utilizado por las personas con discapacidad y tenerlos en cuenta en el diseño de sus productos.
  • Valorar los riesgos y beneficios de la obtención de datos del IoT. Los responsables políticos deben tener en cuenta no sólo los mayores riesgos potenciales a los que se enfrentan las personas con discapacidad al utilizar el IoT, sino también la mayor autonomía que ofrecen estas mismas tecnologías. Para conseguir la mayor accesibilidad de las casas domóticas es vital escuchar las experiencias y problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad al utilizar dispositivos y servicios del IoT con el objetivo de elaborar políticas más acertadas.

Q700 up M

En Sunrise Medical estamos a la vanguardia en el diseño y la fabricación de sillas de ruedas de última generación, algunas de ellas compatibles con sistemas domóticos. Algunos de nuestros productos de nuestra serie Q pueden conectarse por bluetooth a la aplicación “Switch-It Remote Seating” que mide y hace seguimiento de las posiciones de asiento de la silla de ruedas y las compara con la rutina prescrita por el médico. De esta forma, es posible mejorar la salud del paciente monitorizando los ejercicios de alivio de presión realizados.

Por otra parte, la silla de ruedas eléctrica Q700 M viene equipada de serie con el mando de control R-Net Advanced, con la que el usuario puede controlar su entorno usando la funcionalidad infrarroja integrada dirigiendo el sistema de entretenimiento de su casa, televisión, DVD y otros sistemas de domótica a través de un joystick.

Conoce más sobre éstos y otros productos de última generación de Sunrise Medical.