Blog > Febrero 2021 > Preguntas frecuentes sobre las baterías de gel de tu silla de ruedas

Preguntas frecuentes sobre las baterías de gel de tu silla de ruedas

Publicado:

Compartir:

Las baterías son una parte fundamental de nuestras sillas de ruedas eléctricas. También son uno de sus primeros componentes en ser sustituidos, aunque su vida útil puede variar mucho en función de los cuidados y el uso que le demos.

Las baterías para sillas de ruedas eléctricas pueden ser las originales de los fabricantes o de otras marcas compatibles que el fabricante recomiende. Algunas sillas de ruedas llevan una, dos e incluso tres baterías, dependiendo de sus características y necesidades de uso.

En este artículo respondemos a todas tus preguntas para sacar el máximo partido a las baterías de gel de tu silla de ruedas.

New call-to-action

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de sustituir una batería?

Cuando sustituyas la batería de tu silla de ruedas, debes tener en cuenta varios factores. Los más importantes, además del tipo de batería, son su potencia (amperaje y sus voltios), que determinará su autonomía (es decir, cuántos kilómetros podrás recorrer sin necesidad de recargar) y la conexión de sus elementos, que puede ser en serie o en paralelo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de baterías que existen?

Entre los tipos de baterías para sillas de ruedas, distinguimos entre: 

  • Baterías de ácido-plomo (o AGM).

  • Baterías de gel. 

Las primeras tienen menor potencia. Además, no soportan sobrecargas o descargas profundas porque se deterioran. 

Las baterías de gel tienen una alta capacidad de recuperación y su vida útil puede superar los dos años. Son más potentes que las de AGM, soportan más cargas y descargas. Ambas baterías están selladas y son muy seguras. En las baterías de GEL, su electrolito (o ácido) es un gel de sílice, lo que evita derrames en caso de accidente o rotura.

¿Cuánto dura una batería? 

La vida útil de las baterías de las sillas eléctricas está relacionada con la frecuencia y el nivel de la descarga. Con un uso normal, una batería de gel puede durar más de 2 años. En cuanto a duración de uso, se espera que una batería completamente cargada dure alrededor de 5 horas.  

Las baterías de gel no desarrollan una memoria que limite su recarga. Tampoco necesitan descargarse por completo y soportan bien las vibraciones, los golpes y las altas temperaturas. 

En el caso de las baterías de gel, su nivel de autodescarga es inferior al 2% mensual, por lo que no es necesario recargarlas con asiduidad cuando no uses tu silla de ruedas eléctrica.

¿Qué características tienen los cargadores para las baterías sillas de ruedas?

Recargar correctamente la batería de tu silla de ruedas eléctrica es clave para obtener el máximo rendimiento. 

Es muy importante que utilices el cargador adecuado para cada tipo de batería: si la tensión es demasiado baja la batería no se cargará al 100% y, si la tensión es excesiva, la batería puede estropearse. 

Las baterías de gel deben cargarse a una tensión aproximada de 14,25 V para sistemas de 12 V y de 28,5 V para sistemas de 24 V.

Como norma general, la corriente de carga mínima, tanto para las baterías de gel como para las AGM, debe situarse entre el 15 y el 25 % de la capacidad de la batería. La corriente de carga máxima recomendada es del 50 % para una batería de gel y del 30 % para una batería AGM.

¿Qué es la conexión en serie y la conexión en paralelo?

Las baterías para sillas de ruedas suelen ser de 12 voltios, aunque podemos utilizar dos células que ofrecen una salida de 24 voltios. Ese tipo de baterías suelen tener una vida útil más elevada, siempre que tengan la capacidad y el tamaño apropiado, y que se recarguen adecuadamente.   

Antes de sustituir las baterías de gel de nuestra silla de ruedas, debemos comprobar si las conexiones entre las mismas y el resto de componentes están en serie o en paralelo. 

En los circuitos en serie, todos los componentes se conectan de extremo a extremo para formar una sola ruta por la que fluye la corriente. Es decir, que el polo positivo de una batería se conecta al polo negativo de la otra. Este tipo de circuito está pensando para baterías con la misma capacidad, que suman su potencia: por ejemplo, dos baterías de 12 V/120 Ah conectadas en serie equivalen a un juego de baterías combinado de 24 V/120 Ah,

En los circuitos paralelos, los terminales de entrada/salida de cada componente están conectados entre sí, creando múltiples caminos para que la corriente fluya. Es decir, los polos positivos se conectan por un lado, y los polos negativos por el otro. Este tipo de circuitos aportan más potencia, pero consumen más energía, ya que cada componente es independiente.

¿Cómo transportar una batería de gel? ¿Puedo viajar con ella en avión? 

Las baterías de gel son totalmente seguras.  Poseen un sistema de ventilación de sellado que evita el exceso de presión interna y no pueden estallar en condiciones normales.

Además, gracias a que el electrolito de su interior está solidificado, no hay riesgo de accidente o de derrame en caso de rotura.

Esto permite que las baterías de gel para silla de ruedas no tengan apenas restricciones para su transporte, y que estén aprobadas por las normas de la A-67 DOT/FAA-IATA para el transporte aéreo y público. Podrás usarlas al viajar en avión, en tren o en barco.