Semana Santa accesible

Publicado: | Por Sunrise Medical
Semana Santa accesible

Imagen: Guía de la Semana Santa Accesible de la Ciudad de Granada

Las fiestas populares son manifestaciones culturales que representan el sentir de un pueblo, de ahí la importancia de estar abiertas a todo aquel que lo desee. Además, los eventos accesibles para todos los colectivos ayudan a generar y a promover valores positivos tanto en niños como en mayores, entre ellos y de forma especial la integración.

A día de hoy nadie duda de que una sociedad inclusiva debe poner en marcha mecanismos para que todos disfruten de sus fiestas populares independientemente de su condición. Y precisamente por eso, cada vez es más habitual que los ciudadanos reclamen que eventos como las Fallas de Valencia, la Feria de Abril de Sevilla, las Fiestas del Pilar de Zaragoza o los Sanfermines sean accesibles.

Hoy queremos hablar sobre la accesibilidad en las fiestas populares y, concretamente, sobre la Semana Santa en silla de ruedas. Como sabrás, en esta época puedes elegir entre multitud de destinos para disfrutar de unos días de descanso (el tiempo permite las escapadas a la playa y a la montaña y también disfrutar del turismo urbano). Vivir las procesiones es una opción más entre todos ellos. Aquí encontrarás información útil si esta es tu elección.

New call-to-action

Accesibilidad en fiestas populares: algunos aspectos básicos

Antes de abordar algunos ejemplos para vivir la Semana Santa en silla de ruedas, nos gustaría poner sobre la mesa diversas acciones que permiten hacer las fiestas populares más accesibles. En la mayoría de los casos, se trata únicamente de aplicar los principios del diseño universal para conseguir que todos disfruten de los actos programados en condiciones de igualdad, seguridad y comodidad, y de la forma más autónoma y natural posible.

A modo de resumen, éstos son los más importantes:

  • Espacios reservados para personas en silla de ruedas o con movilidad reducida en conciertos, actos públicos, procesiones, etc.
  • Reserva de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad en actuaciones (conciertos) o junto a recintos donde se celebren ferias, pregones, etc.
  • Instalación de baños adaptados en zonas y espacios donde se programen actos festivos populares.
  • Si las actividades festivas se realizan en edificios culturales o similares, éstos deberán estar adaptados (ascensores, rampas, baños, etc.) para personas con discapacidad física.
  • En el caso de ubicar mostradores (oficinas y stands de información, barras en carpas etc.), es importante que alguno de ellos tenga doble altura.
  • Facilitar el transporte para personas en silla de ruedas. Esto implica que los servicios de transporte público dispuestos especialmente para esos días estén adaptados (por ejemplo, con rampas). De ser así, conviene añadir esta información en las paradas de autobús-tranvía correspondientes.
  • Intentar que toda la arquitectura efímera (pabellones, stands, etc.) cumpla con unas normas de accesibilidad básicas.

Disfruta de la Semana Santa en silla de ruedas

Algunas Comunidades Autónomas, como por ejemplo Andalucía, disponen de su propia Ley sobre accesibilidad en fiestas populares (Decreto 293/2009) donde se incluye la obligatoriedad de hacer la arquitectura y los programas de actos públicos como mítines, ferias, actos conmemorativos o Semana Santa más accesibles. Prueba de ello es que muchas ciudades de esta región trabajan cada año por facilitar que las personas disfruten de su Semana Santa en silla de ruedas.

New Call-to-action

La accesibilidad en Semana Santa en Granada

Un ejemplo de este compromiso es el consistorio granadino, que desde hace años publica una Guía sobre Accesibilidad en Semana Santa para personas con discapacidad física y/o sensorial. Esta idea, puesta en marcha por la Concejalía de Accesibilidad, ha convertido a la ciudad en referente en la materia y tiene como objetivo que cualquier persona, ciudadano o visitante, pueda disfrutar al máximo de las 32 estaciones de penitencias de las corporaciones granadinas.

Gracias a esta iniciativa, las personas con discapacidad visual pueden “palpar” algunas de las estaciones, y las personas con problemas auditivos percibir el ruido de cornetas y tambores a través de la vibración.

La ciudad de la Alhambra también permite disfrutar de las procesiones de Semana Santa en silla de ruedas gracias a la ampliación de espacios destinados a personas con movilidad reducida y a la creación de una zona especial reservada para personas en silla de ruedas (el año pasado, ésta se ubicó en la calle Ganivet, esquina con la Plaza Mariana Pineda).

La accesibilidad en Semana Santa en Córdoba

Otro ejemplo de cómo hacer la Semana Santa más accesible lo encontramos en Córdoba. El año pasado, esta ciudad se convirtió en la primera del mundo en “traducir” una saeta al lenguaje de signos, lo que permitió a las personas con discapacidad auditiva experimentar de forma más completa esta emocionante muestra de folclore popular.

La accesibilidad en Semana Santa en Ávila

Por último, Ávila, uno de los destinos de turismo accesible de España por excelencia, también apuesta por hacer su Semana Santa más inclusiva. Con este objetivo, el año pasado se puso en marcha “Descubriendo una Semana Santa diferente”, una actividad que convirtió la iglesia de San Juan Bautista en escenario de visitas accesibles dirigidas. Gracias a ellas, personas con diferentes discapacidades sensoriales pudieron conocer y palpar pasos, hábitos o enseres de las hermandades de la ciudad.

Además de Granada, Córdoba o Ávila, otras ciudades del país también apuestan por programar acciones que permitan disfrutar de su Semana Santa en silla de ruedas. En Internet encontrarás algunos testimonios sobre ello y otras noticias relacionadas.