Skate en silla de ruedas

Publicado: | Por Sunrise Medical
Skate en silla de ruedas

El nombre de Aaron Fotheringham tiene miles de búsquedas en Google. ¿El motivo? Este joven estadounidense es una de las mayores estrellas del skate en silla de ruedas, un deporte espectacular que, al igual que su homólogo convencional, es una de las actividades adaptadas más populares entre los jóvenes. 

En este artículo te contamos la historia de Aaron Fotheringham y del deporte adaptado para personas con discapacidad que él mismo creó. Cuando la leas, entenderás por qué sus trucos son imitados en los skate park de todo el mundo. 

Hardcore Sitting: superación y deporte "extremo"

Aaron Fotheringham es uno de los pocos "skaters" en silla de ruedas del mundo. Precisamente por eso, su historia se ha convertido en un referente si hablamos de deporte y discapacidad. También es un modelo a seguir para los skaters con discapacidad que intentan hacer con sus sillas de ruedas lo que otros hacen con sus monopatines, es decir, trucos y saltos espectaculares.

Nacido hace 23 años en Las Vegas (Nevada, EEUU) Aaron tiene espina bífida, una malformación congénita que impide la correcta formación de las últimas vértebras de la columna vertebral. Esto le obligó a utilizar muletas desde los tres años y silla de ruedas de manera permanente desde los ocho.

krypton

Sin embargo, la discapacidad física no impidió a este joven crear su propio deporte extremo con la colaboración de su hermano, aficionado al BMX (disciplina del ciclismo que se practica con una bicicleta de cross). Fue él precisamente quien le animó a imitar sus trucos con la silla de ruedas. Poco a poco lo consiguió, y poco a poco comenzó a idear nuevos giros cada vez más complicados. Así fue como nació el Hardcore Sitting, una modalidad de skate adaptado que fusiona el Skateboarding y el BMX.

Según Aaron, para realizar este deporte únicamente se necesita una silla de ruedas con suspensión especial para "soportar" los aterrizajes, un casco de protección y cientos de horas de práctica. En los últimos tiempos, y con el objetivo de conseguir sus saltos imposibles, Fotheringham también ha mejorado el diseño de su silla de ruedas para salvar obstáculos en los skate park.

Tras años puliendo su técnica y realizando trucos cada vez más arriesgados, el reconocimiento mundial para este deportista con discapacidad llegó cuando se convirtió en la primera persona en realizar un Backflip, un giro completo de 360º, encima de una silla ruedas. Fotheringham confesó que, para prepararse, realizó la misma maniobra decenas de veces en una piscina de cojines. Después, vino la puesta en escena en las rampas del skate park.

Y no hay duda de que a día de hoy, aún sigue inspirando a muchas personas con discapacidad a practicar el skate en silla de ruedas.

Aaron Fotheringham consiguió aquel primer hito en el deporte para personas con discapacidad con solo catorce años. Cuatro años después, revalidó su indiscutible liderazgo dentro del skate adaptado consiguiendo una nueva proeza: el doble backflip. Gracias a ella llegaron las exhibiciones, los saltos en skate park a lo largo y ancho del planeta (puedes ver una muestra de ello en su canal de YouTube y en su cuenta de Instagram) y la nominación al premio ESPY al Mejor Atleta Masculino con una discapacidad en 2018.

¿Qué ventajas tiene practicar skate?

El skate es un deporte que se caracteriza por la libertad. De hecho, aunque cada vez existen más modalidades (Street Park, Real Street, Rampa, Bowl, etc.), el freestyle sigue siendo la variedad de skate más practicada, también en su versión adaptada.

A nivel físico, esta disciplina puede ayudarte a reforzar la musculatura de brazos y hombros, y a mejorar el equilibrio, la concentración, la resistencia física y la coordinación. Incluso podrás perder peso, algo clave para mantenerte en forma.

Practicar skate adaptado también te permitirá conocer gente con inquietudes similares a las tuyas. Por definición el skate es un deporte solidario, y seguro que podrás aprender mucho de otros skaters.

Deporte adaptado en silla de ruedas

Toyota Wheel Park, el primer skate park adaptado y accesible

Los skate park son zonas diseñadas para la práctica de skateboarding o de cualquier otro deporte de ruedas pequeñas como roller, BMX y scooter. Debido al auge de este tipo de actividades cada vez es más habitual que nos encontremos con skate parks en nuestros pueblos y ciudades.

Pero, ¿son estas infraestructuras deportivas accesibles? ¿Pueden ser utilizadas con seguridad por quienes practican skate en silla de ruedas?

Normalmente los skate park pueden ser usados por personas con discapacidad, aunque a veces existen accesos muy inclinados o pistas estrechas que dificultan el tránsito con la silla de ruedas. Por eso cada vez existen mayores esfuerzos por convertir estos espacios en zonas libres de barreras realmente accesibles para todos.

Un ejemplo de skate park adaptado es el Toyota Wheel Park inaugurado el pasado mes de abril en Roma. Este skate park híbrido permite alojar diversos deportes sobre ruedas como ciclismo BMX –Bicycle Moto Cross–, skateboarding y WCMX–WheelChair Moto Cross–.

Diseñado siguiendo los principios del diseño universal y pensando en las necesidades de atletas con discapacidades físicas, según sus promotores, este skate park propone "impulsar la inclusión social, la regeneración urbana y ayudar a crear nuevas comunidades deportivas".

Conoce más sobre el primer skate park adaptado del mundo en este enlace