Viviendas tuteladas: qué son y cómo acceder a ellas

Publicado: | Por Sunrise Medical

Las viviendas tuteladas ofrecen un servicio de atención integral a personas con discapacidad física e intelectual que, a pesar de tener un alto nivel de autonomía,  requieren apoyo y supervisión para llevar una vida autónoma e independiente.

¿Qué son las casas tuteladas?

Las casas tuteladas son viviendas agrupadas para la prestación de servicios comunitarios. Generalmente tienen un modelo de mantenimiento parcialmente autogestionado y están destinadas a dos colectivos:

  • Personas mayores autónomas con problemas de acceso a la vivienda.
  • Personas con discapacidad física e intelectual con un alto nivel de autonomía pero con necesidades de apoyo intermitente o limitado.

Ayudas y prestaciones a tu alcance

¿Qué ventajas ofrecen las viviendas tuteladas a las personas discapacitadas?

Las viviendas tuteladas ofrecen a los discapacitados una alternativa para llevar una vida realmente autónoma. También les permiten convivir de forma estable y prolongada en el tiempo con un grupo de personas ajenas a su entorno habitual, lo que refuerza su independencia, integración y autoconfianza.

Otras de las ventajas que las casas tuteladas ofrecen a los discapacitados son:

  • Potenciar la integración y la participación en la vida social y comunitaria. Los usuarios de estas viviendas, al compartir espacios y recursos con otros, deben implicarse activamente en el cuidado y mantenimiento del hogar en el que conviven.
  • Posibilitar experiencias vitales apropiadas para la edad, necesidades de aprendizaje y tipo de discapacidad de cada usuario.
  • Acceso a servicios especializados entre los que se incluyen atención sanitaria, asesoramiento psicológico y uso conjunto de recursos laborales, de formación y de ocio.

Características de las casas tuteladas

La legislación sobre las viviendas tuteladas y los requisitos para su concesión dependen de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos. Aun así, todas las casas tuteladas cumplen algunas características generales:

  • Están situadas en suelo urbano.
  • Tienen fácil acceso a equipamientos y servicios comunitarios.
  • Cumplen con los principios de la arquitectura accesible.
  • Están bien comunicadas y tienen un acceso sencillo a la red de transportes públicos.
  • Su capacidad suele ser entre 4 y 10 plazas aunque este número se determina en función de las condiciones, características y superficie de cada vivienda tutelada en cuestión.

Por otra parte, en todas las viviendas tuteladas se presentan los siguientes servicios comunitarios

  • Asistencia, apoyo o supervisión.
  • Alojamiento y manutención para los usuarios.
  • Actividades comunitarias organizadas para fomentar la convivencia, la cooperación, la integración y la autoayuda.
  • Colaboración para la búsqueda de recursos específicos para los usuarios.

viviendas-tuteladas-1.JPG

Tipos de viviendas tuteladas

Dentro de las viviendas tuteladas para personas con discapacidad física se encuentran estos dos tipos:

  • Viviendas tuteladas de apoyo
  • Viviendas tuteladas supervisadas

En muchas ocasiones éstas últimas tienen como objetivo fomentar la promoción de la autonomía y el aprendizaje para que personas que han sufrido una discapacidad de forma reciente aprendan a desarrollar actividades de la vida diaria de forma efectiva.

Entre las casas tuteladas para personas con discapacidad intelectual se diferencian tres tipos:

  • Viviendas tuteladas asistidas
  • Viviendas tuteladas supervisadas
  • Viviendas supervisadas para promocionar la autonomía y el aprendizaje

Silla de ruedas WheelDrive

¿Cómo acceder a una vivienda tutelada?

Aunque los requisitos concretos dependen de cada caso y de dónde se haga la solicitud, en  líneas generales la concesión de una vivienda tutelada está sujeta a:

  • Tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior a 33% y estar en posesión de un Certificado de Discapacidad que lo acredite.
  • Tener entre 18 y 50 años (aunque son las Comunidades Autónomas y ayuntamientos los que marcan los límites de edad y estos pueden ser variables).
  • Presentar un alto nivel de autonomía personal.

Otros aspectos que pueden valorarse en la concesión de una casa tutelada son la motivación o la voluntariedad del solicitante y la situación familiar y económica del mismo. Dependiendo de todos estos factores se asignará al usuario un tipo de vivienda tutelada u otra según sus necesidades.

Si quieres iniciar el proceso de solitud de una vivienda tutelada el primer paso es dirigirte a los servicios sociales de tu ayuntamiento o comunidad autónoma para rellenar una instancia y entregar la información necesaria. Dentro de ésta puede incluirse:

  • Fotocopia del DNI
  • Fotocopia del DNI del representante/tutor y documento acreditativo de la representación legal en el caso de que sea necesario
  • Certificado de empadronamiento del solicitante
  • Certificado de Discapacidad
  • Declaración de bienes e ingresos y Declaración de la Renta
  • Certificado de pensiones recibidas
  • Resolución Judicial de Incapacidad permanente si la hubiera
  • Informe médico y psicológico del usuario
  • Informe social de la situación familiar (en los casos que sea necesario)

Si quieres más información sobre las viviendas tuteladas en tu comunidad o ayuntamiento, además de a los servicios sociales, también puedes dirigirte a tu sede autonómica de FEAPS.

En el blog de Sunrise Medical puedes encontrar más información sobre las ayudas para discapacitados y cómo solicitarlas. Inscríbete a nuestro blog y recibe toda la información que necesitas. En Sunrise Medical fomentamos la integración y promovemos la solidaridad hacia las personas con discapacidad, visita nuestra web y encuentra los mejores productos para tu movilidad.

Elegir silla de ruedas

¡Suscríbete a nuestro blog!

Nuestras marcas