Blog > Julio 2021 > Comer solo: Un reto cotidiano en personas con discapacidad

Comer solo: Un reto cotidiano en personas con discapacidad

Publicado:

Compartir:

Una correcta alimentación es fundamental para mantenernos sanos, y es clave en nuestro día a día. Sin embargo, esta tarea cotidiana y aparentemente fácil, puede resultar más complicada de lo que creemos para las personas con discapacidad o dependientes, que en muchas ocasiones necesitan ayuda para comer o para cocinar.

Dar de comer a otra persona es una tarea que requiere paciencia y dedicación. Los cuidadores deben estar atentos a muchas cosas. Las más importantes son dar tiempo a la persona dependiente para que pueda masticar bien y que esté en buena posición, con la espalda recta y erguida, para evitar posibles atragantamientos.

Por supuesto, la dieta de las personas con discapacidad debe ser equilibrada e incluir verduras, carnes y pescado, aunque conviene considerar sus preferencias en cuanto a sabores o texturas.

Social-blog-3.png

Cuando damos de comer a una persona con discapacidad o dependiente, también es fundamental valorar si existe algún problema de masticación o con la dentadura. Piensa que algunas personas con trastornos neurológicos o de edad avanzada pueden tener dificultades para deglutir o tragar alimentos sólidos o crujientes.

Por último, cuando damos de comer a otra persona, conviene preparar su entorno, dejándolo libre de objetos que dificulten las maniobras y usando elementos de apoyo como las mesas atril o las mesitas para camas.

La importancia de comer de manera autónoma

La dificultad para comer solos debido a una enfermedad o por una pérdida de capacidades físicas  es algo que puede resultar traumático. De hecho, ante esta situación, muchas personas ven mermada su autoestima y experimentan una sensación de infantilización que puede generar situaciones de angustia y estrés.

Desde SUNRISE MEDICAL somos conscientes de lo importante que es comer solos y de enseñar habilidades para que las personas con discapacidad puedan cocinar y alimentarse de manera autónoma e independiente.Social-blog-2-1.png

El uso de algunos materiales y productos puede ser de gran ayuda, tal y como te explicamos a continuación.

Elementos de ayuda para comer solo/a

Los baberos desechables, lavables o resistentes al agua previenen las manchas en la ropa, y son un complemento muy útil para comer solos/as si tenemos problemas de control o temblores.

Los abridores de silicona, que minimizan el esfuerzo para abrir tapones, o los abrelatas con un mango especial y que pueden usarse con una única mano, son otras herramientas que facilitan que las personas con problemas de movilidad puedan desenvolverse mejor en la cocina.

En el mercado también existen cubiertos especiales, que tienen un mango ergonómico y que están diseñados para que las personas recuperen su autonomía y puedan comer solas.

Por ejemplo, los cuchillos "mecedora" permiten partir alimentos realizando un esfuerzo mínimo, mientras que los platos con borde alto tienen un pequeño grado de inclinación en la base para evitar que la comida se derrame por los laterales.

Los cubiertos curvados, por su parte, sirven para compensar una falta de amplitud para orientar bien la muñeca, y están recomendados para personas con debilidad muscular o con trastornos neurológicos. 

Para las personas que realizan gestos bruscos, tienen trastornos de atención, poca fuerza en las manos o temblores, se recomiendan los llamados "antiderrapantes", una especie de manteles individuales que se adhieren a la mesa y que estabilizan los platos al ponerlos sobre ellos. Estos manteles individuales están elaborados con distintos materiales y están disponibles en diferentes tamaños.

Otras ayudas que ayudan a las personas dependientes a comer solas son las tazas y vasos con dos asas, los bordes removibles para platos (que ayudan a empujar la comida y ponerla sobre los cubiertos), las tablas de cortar con resortes o los untadores con una sola mano.

Cocinas cada vez más accesibles

La alimentación autónoma de las personas también pasa porque puedan cocinar solas, y eso implica poder moverse con soltura por su propia cocina: a veces, cosas tan sencillas como coger los alimentos de la despensa o de la nevera, lavarlos, cortarlos o ponerlos en una olla suponen todo un reto para las personas con discapacidad física.

IMG-0902-2.jpg

Las cocinas modulares dan respuesta a este tipo de problemas, pues permiten gestionar el espacio acorde a las necesidades de cada usuario. La configuración de estas cocinas es totalmente adaptable y su distribución puede hacerse por áreas de trabajo o por altura.

En nuestro blog encontrarás algunos consejos para que desarrolles tus habilidades culinarias en silla de ruedas.  

También puedes ver nuestra infografía “Cocina Adaptada”, con algunos consejos adaptar y distribuir la cocina de tu casa para hacerla más accesible. ¡Echa un vistazo!

Por otra parte, la Fundación Down España ha puesto en marcha la iniciativa "Chef Down", una página web con recetas y consejos de cocina saludable. En esta web encontrarás ejemplos de menús y muchos consejos para adaptar la cocina a tus capacidades que pueden ser de gran ayuda para ti.

Si quieres ampliar la información sobre productos relacionados con la discapacidad que pueden ayudar a las personas con problemas de movilidad y a sus cuidadores, no dejes de visitar nuestra página web.