Consejos para entrenar en el gimnasio en silla de ruedas

Publicado: | Por Sunrise Medical
Consejos para entrenar en el gimnasio en silla de ruedas

Entrenar en el gimnasio tiene multitud de ventajas para las personas con discapacidad. Además de las evidentes de carácter físico (mejora la circulación, fortalece los músculos, y mejora el equilibrio y la coordinación), esta rutina fomenta la adquisición de habilidades y capacidades, facilita su independencia y aumenta su confianza, lo que se traduce en mayor salud, mayor bienestar y mayor calidad de vida.

A continuación exponemos algunos consejos para entrenar en silla de ruedas en el gimnasio. No se trata de un listado de ejercicios para usuarios en silla de ruedas, sino de algunas recomendaciones para entrenar mejor, más seguro y más motivado.

Mentalízate y visualiza tu objetivo

El primero de los consejos para entrenar en silla de ruedas es que te mentalices. Hacer ejercicio supone siempre un esfuerzo que a veces es difícil de seguir. Por eso debes tener claro para qué quieres entrenar y cuáles son tus objetivos. Una buena idea para mantener la motivación es marcar retos a corto, medio y largo plazo.

handbike_quickie_shark_rt

Así, cuando no tengas ganas de entrenar, podrás recordarlos y ponerte manos a la obra. Si éstos no son suficientes o no te motivan demasiado, revísalos y replantéatelos. El objetivo es encontrar aquellos que te sirvan para seguir luchando día a día.

Aprende a respirar y a reconocer tus límites

Ambos consejos son válidos para personas con o sin silla de ruedas. Básicamente, se trata de preparar nuestro cuerpo, reconocer sus límites y saber cuándo parar.

Controlar la respiración es importante al hacer cualquier ejercicio. La exhalación activa (o lo que es lo mismo, hacer deliberadamente una respiración profunda antes de hacer un ejercicio aeróbico) ayuda a que los pulmones alcancen su máxima capacidad. En el caso de las personas con discapacidad, esta toma de aire mejora el flujo sanguíneo y la eficiencia de los músculos, además de desarrollar el corazón y los pulmones.

Respecto a los periodos de descanso y recuperación, y especialmente en caso de lesiones o rehabilitación, es importante tenerlos claros y respetarlos. Además, descansar entre sesiones permite al cuerpo llenar su nivel de glucosa y poner en marcha otra vez los músculos.

Si has tenido semanas duras de entrenamiento, tómate un par de días de descanso para evitar nuevas lesiones.

Elige los mejores ejercicios y máquinas, y ¡saca partido a tu ingenio!

Posiblemente, de todos los consejos para entrenar con silla de ruedas en el gimnasio éste es el más importante: déjate asesorar por profesionales y monitores y busca los mejores ejercicios para ti.

Dependiendo de tus capacidades y objetivos deberás elegir unos u otros. A veces parece que existen muchas limitaciones pero no es así. Por ejemplo, para hacer pesas, si no puedes usar tus manos al 100%, deberás utilizar un agarre. Pero si utilizas pesos libres (mancuernas, pesas, etc.) fortalecerás tu musculatura desde la silla de ruedas.

entrenar-en-silla-de-ruedas

Albert Llovera con su Quickie Helium

Además, en los gimnasios encontrarás máquinas para hacer ejercicios como el press de hombros o máquinas de remo que puedes usar desde la silla de ruedas. Las poleas te permitirán hacer muchos ejercicios de forma autónoma.

También los sacos de boxeo: a su alrededor hay mucho espacio por lo que te será relativamente sencillo golpearlos, un buen ejercicio cardiovascular excelente para la construcción muscular. Y si tienes algún problema con el movimiento, puedes sujetar el saco sobre tus rodillas.

Busca un compañero de entrenamiento

Tener una persona con la que acudir al gimnasio siempre es una buena motivación. Lo ideal es encontrar un compañero que realice entrenamientos similares para reforzar objetivos y “competir” en las sesiones. Si esto no es posible, busca personas con metas parecidas a las tuyas, que además te pueda asistir en caso de que lo necesites.

Entrenamiento cruzado

Aunque lo tuyo sean los ejercicios de fuerza, los entrenamientos siempre deben ser cruzados para fortalecer diferentes aspectos de nuestro cuerpo. Por eso, otro de los consejos para entrenar en silla de ruedas es alternar ejercicios de fuerza con actividades de resistencia y ejercicio cardiovascular. Esto evitará que te aburras y aumentará la efectividad de tus sesiones.

Recuerda que el entrenamiento de fuerza siempre es importante para la salud y el rendimiento, y que los ejercicios de resistencia pueden incluir levantamiento de objetos o press de banca, muy útiles para prevenir lesiones.

entrenar-en-silla-de-ruedas

No olvides la dieta

Somos lo que comemos, e ingerir un tipo de alimentos u otros afectará a nuestra forma de hacer ejercicio y a los resultados obtenidos. La dieta depende de cada persona y de sus necesidades nutritivas, pero para todas las personas con discapacidad física es muy importante mantenerse en el peso adecuado para desenvolverse con soltura en la silla de ruedas.

Consulta a tu médico para saber cuál es la dieta perfecta para ti. El último de nuestros consejos para entrenar en silla de ruedas es que intentes adaptarte a nuevos ejercicios y situaciones. Si hay ejercicios que no te motivan en absoluto o que lastiman tu cuerpo, reemplázalos por otros que te ayuden a conseguir tus objetivos.

Vida activa en silla de ruedas

En Sunrise Medical disponemos de una amplia gama de sillas de ruedas ligeras, para que puedas realizar tus ejercicios en el gimnasio con el máximo confort y seguridad.