Soluciones para ayudarte a vivir con miopatía

Publicado: | Por Sunrise Medical
Soluciones para ayudarte a vivir con miopatía

Las miopatías son un grupo de trastornos en los músculos en los cuales las fibras musculares no funcionan adecuadamente. Por lo general, afectan a los músculos sin dañar el sistema nervioso y esto produce debilidad muscular. Hoy en día existen alrededor de 200 miopatías diferentes.

Descripción clínica de las miopatías

Las miopatías pueden manifestarse en forma de debilidad muscular, rigidez, intolerancia al ejercicio, fatiga, calambres y mialgias (dolores musculares).

Los signos y síntomas de la miopatía varían según el tipo de trastorno y la causa que la produce. Los síntomas de la miopatía pueden ser leves como los calambres o muy severos y llegar a manifestarse en forma de emaciación (pérdida de peso involuntaria) y parálisis. Las distintas opciones de tratamiento de la miopatía incluyen férulas, aparatos ortopédicos, medicamentos, fisioterapia y cirugía.

Tipos de miopatías

Existen distintos tipos de miopatía. La clasificación empieza por la distinción entre las miopatías congénitas (o hereditarias) y las adquiridas.

Miopatías hereditarias

Por un lado, las miopatías hereditarias son causadas por anomalías genéticas. La distrofia muscular es un tipo de miopatía hereditaria, y dentro de esta clasificación, las más comunes son la de Duchenne y la de Becker, que derivan de una anomalía genética en el cromosoma X.

Miopatías adquiridas

Los factores de riesgo para desarrollar miopatías adquiridas incluyen:

  • Trastornos autoinmunes
  • Trastornos endocrinos
  • Exposición a toxinas
  • Infecciones
  • Deficiencia de vitamina D o toxicidad de vitamina E o A
  • Algunos antihistamínicos o uso prolongado de corticosteroides
  • Trastornos metabólicos

ebook viviendas adaptadas

La clasificación de las miopatías adquiridas es algo más compleja:

  • Las miopatías endocrinas son causadas por la producción de hormonas en exceso o en déficit. La miopatía esteroidea (exceso de esteroides) es la más común.
  • Las miopatías inflamatorias son enfermedades autoinmunes que atacan fibras musculares sanas y causan inflamación, dañando así el músculo.
  • Las miopatías tóxicas son causadas por exposición a ciertos fármacos y sustancias químicas, como medicamentos para bajar el colesterol, narcóticos, alcohol en exceso, glucocorticoides, herbicidas y pesticidas, entre otros. 

Tratamiento de la miopatía

El tratamiento de la miopatía depende de la causa que la ha producido. El objetivo de los tratamientos de la miopatía es disminuir la progresión de la enfermedad y aliviar los síntomas, ya que en la actualidad no existe ningún tratamiento que haya conseguido erradicar por completo la enfermedad.

Los tratamientos van desde la terapia con medicamentos en el caso de las distrofias musculares y las miopatías inflamatorias, hasta la prevención de situaciones que supongan un exceso de trabajo muscular en el caso de las miopatías metabólicas. Cuando aparecen problemas respiratorios o cardíacos, se pueden realizar ejercicios ligeros mediante fisioterapia.

Fisioterapia para la miopatía

El tratamiento con fisioterapia alivia los síntomas y ralentiza el avance físico de la miopatía.

soluciones vivir con miopatia

La fisioterapia trata de combatir los siguientes síntomas:

  • Debilidad muscular
  • Dolor
  • Rigidez
  • Dificultad para realizar tareas diarias

Ortopedia

Para ganar en comodidad, también es posible recurrir a un técnico ortopédico, que evaluará las necesidades del paciente y propondrá una serie de soluciones como el uso de un corsé para mejorar la postura, férulas u ortesis especiales.

La ortopedia ofrece una solución adaptada a cada patología y actúa directamente sobre las partes del cuerpo afectadas (articulaciones, huesos o músculos) trabajando la flexibilidad musculo esquelética, la respiración mediante ejercicios con la caja torácica o la disminución de las deformaciones.

Conservar la movilidad

La silla de ruedas eléctrica permite compensar ciertas deficiencias musculares y conservar la autonomía en la vida cotidiana. Hoy en día las sillas de ruedas son vienen equipadas con una tecnología y funciones que las hacen fáciles de usar.

Incluso en aquellos casos en que el paciente se ve impedido de usar sus brazos, el usuario podría llegar a mover la silla de ruedas mediante un movimiento de cabeza o mediante la contracción de un músculo facial. Se adapta totalmente a la morfología del paciente gracias a una serie de mandos y controles especiales que van evolucionando cada día más.

Existe una gran cantidad de accesorios que garantizan una postura correcta, evitando así las úlceras por presión y mejorando la respiración y el tránsito intestinal.

Los andadores también son de gran ayuda para favorecer la movilidad. Están disponibles en diferentes formas y tamaños, y pueden servir de soporte a la hora de caminar y como medio de apoyo a la hora de mantenerse de pie. También se adaptan perfectamente a los niños y les permite realizar gran cantidad de actividades.

Ponerse de pie

Un estilo de vida sedentario tiene un efecto perjudicial en la salud y se refleja especialmente en una pérdida rápida de musculatura. Por tanto, ponerse de pie es esencial en el caso de las personas que sufren miopatías.

life

Además, mantenerse en pie tiene muchos efectos positivos para la salud: mantiene una buena salud en los huesos, mejora el tono muscular, alivia el dolor de las articulaciones y mejora la circulación sanguínea.

Para fomentar la verticalización en el día a día, existen varias soluciones:

  • La silla de ruedas con función de bipedestación está equipada con un sistema que garantiza una posición vertical completa.
  • Los bipedestadores que ayudan al paciente a levantarse para realizar una serie de actividades, mejoran el bienestar general y reducen en riesgo de fracturas y retracciones.

Facilitar las transferencias

Para hacer la transferencia de una cama a un sillón, por ejemplo, o para subirse a un vehículo, existen varios dispositivos que hacen que los desplazamientos sean más sencillos y evitan el riesgo de sufrir golpes.

La tabla de transferencia rígida o el elevador son especialmente adecuados para las transferencias que se realizan sentadas, incluso cuando existe una diferencia de nivel entre los asientos.

Las grúas de techo con sistema de rieles como la Voyager, son adecuadas en el caso de viviendas pequeñas. Los rieles se fijan al techo y se pueden usar en toda la vivienda para que el usuario pueda llegar a todas las habitaciones.

Adaptación en el día a día

En el día a día, se pueden equipar algunos dispositivos para mejorar la ergonomía del hogar.

La automatización del hogar, diseñada para cubrir las deficiencias motrices, ha evolucionado notablemente y hoy día permite que las personas activen numerosas funciones en sus casas, como el control de la iluminación y la calefacción, la apertura automática de puertas, etc.

La silla de ruedas para la ducha, el asiento de bañera con ventosas, la cama articulada eléctrica o las sillas inodoro permiten que las personas con miopatía conserven su propia independencia.

Aunque todavía no existe cura para las miopatías, la medicina ha avanzado mucho y se han encontrado soluciones efectivas para evitar el avance de la enfermedad y aliviar los síntomas. Además, los aparatos y accesorios son cada vez más adecuados y eficientes, y suponen una ayuda importante en el día a día.

Disfruta de una vida activa e independiente gracias a un equipo de calidad capaz de satisfacer todas tus necesidades. En Sunrise Medical ofrecemos una amplia gama de sillas de ruedas eléctricas y sillas de ruedas manuales que marcarán un antes y un después en tu autonomía diaria. Si deseas saber más sobre nuestros productos para favorecer la movilidad, suscríbete a nuestra newsletter y mantente informad@ en todo momento.