Blog > Febrero 2021 > Evitar caídas en silla de ruedas

Evitar caídas en silla de ruedas

Publicado:

Compartir:

Los cinturones de seguridad, los chalecos y las cintas de posicionamiento son accesorios muy interesantes para las personas en silla de ruedas.

Diseñados para evitar caídas, estos sistemas de sujeción son resistentes y están acolchados para evitar roces o irritaciones. También nos ayudan a mantener una buena postura sobre la silla de ruedas, evitando que el usuario se encorve y previniendo contracturas y/o lesiones.

Un peligro “grave” para los usuarios de sillas de ruedas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define una "caída" como un "acontecimiento involuntario que hace perder el equilibrio y pegar el cuerpo contra el suelo u otra superficie firme que lo detenga".

Las caídas constituyen uno de los problemas epidemiológicos más graves que afectan a las personas mayores, dependientes o con movilidad reducida, ya que, un pequeño descuido, puede suponer un percance de consecuencias muy negativas.

Desde el punto de vista físico, las caídas pueden ser origen de fracturas, remoción de catéteres, sondas o drenajes, hematomas, esguinces, dolore o posible pérdida de conocimiento.

Desde el punto de vista psicológico, las caídas pueden relacionarse con cambios en el estado emocional, "síndrome poscaída" (miedo a que se repita la caída), baja autoestima, ansiedad, disminución de las actividades físicas, reducción de las relaciones sociales e inseguridad.

Caídas en silla de ruedas: causas más comunes

La edad, el grado de movilidad o las diferentes patologías de una persona pueden aumentar su riesgo de caerse de la silla de ruedas.

Normalmente, la movilidad reducida, la pérdida de fortaleza física y el déficit de equilibrio van unidos. Y puesto que las personas en silla de ruedas pueden sufrir estos síntomas, las caídas son más habituales de lo que creemos.  

Este tipo de caídas también pueden asociarse con:

  • Pérdida de masa muscular y ósea.
  • Disminución en la flexibilidad de las articulaciones.
  • Disminución del grado de movilidad.
  • Atrofia y debilidad muscular.
  • Problemas de coordinación.
  • Degeneración articular rodillas y cadera debido a la falta de movimiento.
  • Deformidades en las extremidades inferiores.
  • Hipotensión postural (cambios bruscos de postura, por ejemplo al movernos de la cama, del sofá, de la silla de baño o del WC a la silla de ruedas).

Además, existen factores ambientales que aumentan el riesgo de caídas, especialmente en casa, como suelos irregulares o resbaladizos, mala iluminación, presencia de cables o alfombras en el suelo, que los estantes o enchufes no estén a la altura adecuada y, en definitiva, que la vivienda no esté adaptada a las necesidades de una persona en silla de ruedas.

Consejos para prevenir caídas de la silla de ruedas

La parte positiva es que estas caídas desde la silla de ruedas puedes prevenirse en gran medida. Te citamos las formas más efectivas de lograrlo.

Mantenerse en forma

Llevar una dieta saludable, beber suficiente agua y realizar ejercicios para mejorar la musculatura, la flexibilidad y la agilidad nos ayudará  fomentar la movilidad, la coordinación y el equilibrio, algo fundamental para estar en forma y prevenir las caídas.

Adaptar el entorno a tus necesidades

Adaptar el entorno a las necesidades del usuario dependiente mejorando la iluminación, evitando el desorden, colocando barras de apoyo en baños, pasillos y habitación o disponiendo el mobiliario (en general) y la cama (en particular) a una altura adecuada también ayudará a prevenir caídas de la silla de ruedas.

Usar sistemas de sujeción como cinturones, soportes de tronco y sistemas antivuelco

Los cinturones de seguridad aumentan la protección en tu silla de ruedas. Pueden ser cinturones de posicionamiento, abdominales, inguinales o pélvicos. Estos últimos son muy efectivos, ya que mantienen la pelvis estable y alineada, y reducen el riesgo de caídas por malas posturas.

La gama de cinturones pélvicos JAY incluye modelos con diferentes soportes, tallas y mecanismos de apertura. Ajustables al chasis de la silla de ruedas, están disponibles en 2 y 4 puntos de sujeción, con botón pulsador metálico o con hebilla de presión lateral (plástico) y con posibilidad de diseño en V (4 puntos). Todos los modelos tienen zona almohadillada para garantizar el confort y proteger las partes del cuerpo más blandas o con prominencias óseas.

Los soportes de tronco también evitan las caídas en silla de ruedas, siendo uno de los accesorios de posicionamiento más funcionales. A modo de chaleco o de arnés, favorecen la postura erguida y mejoran al posicionamiento de la cabeza, mejorando la función respiratoria y permitiendo la máxima movilidad en las extremidades superiores. La gama de soportes de tronco de JAY incluye 7 modelos diferentes (estilo clásico, tipo peto, arnés, cinturón torácico, etc.).


Las cinchas de muñeca acolchadas, los soportes para pies y tobillos, los adductores de rodilla o las cajas reposapiés son otros accesorios diseñados para facilitar la postura, prevenir lesiones y reducir el riesgo de caídas.

De la misma forma, en SUNRISE MEDICAL hemos diseñado un sistema antivuelco activo para sillas de ruedas abatible por el propio usuario e ideal para personas que tienen la capacidad para girarse y abatir el antivuelco hacia el interior de la silla por sí solos evitando así la caída.

¿Quieres recibir más artículos y contenidos interesantes sobre discapacidad? Entra en nuestro blog y suscríbete a nuestra newsletter para no perderte nada.